Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro millones de votos menos llevan al PSOE a una debacle electoral

Los socialistas conservan casi siete millones de votos, que suponen 110 diputados

La pérdida de casi cinco millones de votos ha llevado al PSOE, liderado en estas elecciones por Alfredo Pérez Rubalcaba, a una debacle electoral. De los 11.289.335 votos obtenidos en las elecciones de 2008, un 43,87 por ciento, que les supuso lograr 169 escaños, el PSOE ha pasado a obtener 6.913.812 de votos, un 28,72 por ciento, lo que supone 110 diputados.
En cambio, el PP no ha variado mucho el número de votos obtenidos en las últimas elecciones y en este 20-N. Si en 2008 el PP obtenía 154 diputados, con 10.278.010 votos, un 39,94 por ciento y 154 escaños, en estas elecciones los votos han sido ligeramente superiores, 10.719.712, lo que supone un 44,60 por ciento y 186 escaños.  
Pérez Rubalcaba, derrotado, ha remarcado que, a pesar del mal resultado, el PSOE ha recibido el voto de casi siete millones de ciudadanos que le han dado su apoyo " en unas circunstancias especialmente difíciles para la sociedad española" y también para quienes han "tenido la responsabilidad de gobernar durante los años de la peor crisis económica".
Por eso, ha destacado que el PSOE tiene un "profundo arraigo en la sociedad española, una gran solidez institucional y una vocación permanente de representar a la mayoría". "Con ese bagaje afrontamos esa nueva etapa de nuestra historia e iniciamos el camino para recuperar la mayoría política y social", ha remachado.