Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A insiste en que "no es posible" una alternativa: "Con 85 diputados no se puede presentar nadie a una investidura"

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha insistido este miércoles en que "no es posible" una alternativa a un Gobierno del PP por el "veto" que existe entre Podemos y Ciudadanos (C's): "Si Podemos no y C's no, con 85 diputados no se puede presentar nadie a una investidura". Además, ha pedido al candidato del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que dé "un paso atrás" porque "un dirigente no puede secuestrar ni el futuro de su partido ni de su país".
En rueda de prensa, y a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, finalmente lidere una alternativa a Rajoy, Jiménez ha dicho no tener constancia de tal extremo y se ha remitido a las últimas palabras que el dirigente pronunció en este sentido, "que no se estaba postulando para liderar una alternativa". "El lunes dijo claramente que no se estaba postulando para liderar una alternativa y no tengo otra referencia suya ni comunicado de la dirección federal", ha agregado.
Además, después de que la secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red del PSOE, María González Veracruz, haya dicho que Sánchez aún no va a intentar una investidura porque "ni sabe lo que opina el resto de partidos" y, por tanto, no quiere "generar falsas expectativas"; el portavoz andaluz ha insistido en que se remite a las palabras del líder del PSOE, "esas son las palabras que tenemos para no entrar en una situación contradictoria".
Si bien ha explicado que es el Jefe del Estado el que debe proponer a un candidato a la investidura, Jiménez ha indicado que "más allá de las formalidades, frente a las posiciones que el partido definió en el Comité Federal, y que están en vigor, si esa posición se cambia, supongo que Sánchez dialogará en el seno del partido para trasladar una posición diferente".
Ha recordado en este sentido que "el PSOE asumió que su posición era la de liderar la oposición como consecuencia de los resultados electorales y que no había aritmética posible, como recordaba el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, recientemente, y esta es la posición del partido en estos momentos".
Así las cosas, Jiménez ha insistido en que la posición de Sánchez a día de hoy "es la que es, que no se postula para una alternativa" y que también así lo ha trasladado Hernando: "que no es posible, que no hay números y que no puede haber una alternativa" porque, ha agregado, "las manifestaciones de Podemos y de C's son que no es posible conformar una alternativa".
"Si lo que define la realidad cambiara, en función de ese cambio, tendríamos que ver de lo que se habla", ha señalado el portavoz del PSOE-A, quien ha reiterado que "tal y como están las cosas en estos momentos, con la posición de la dirección federal, de Sánchez y de los demás partidos políticos, esa alternativa no tiene virtualidad".
En su opinión, Sánchez "dejó claro que no se postula para una alternativa en coherencia con lo que definió el Comité Federal, que el PSOE debe liderar la oposición", mientras también ha señalado que de las manifestaciones de C's y Podemos se desprende que "eso no es posible, que son incompatibles, como ya vimos en marzo" y que con los independentistas, "gente que quiere romper la unidad del país, el PSOE bajo ningún concepto va a entenderse o dejar caer la gobernabilidad de España sobre esas fuerzas".
Y es que, después de que Sánchez anunciara que empezaría una ronda de contactos y merced de la respuesta que a esa oferta han tenido el resto de fuerzas, Jiménez ve que "el final está anticipado" porque esas fuerzas "se vetan" entre sí.
De otro lado, ha negado que existan contradicciones en el seno del PSOE-A en cuanto a estos planteamientos después de que la presidenta del PSOE, la andaluza Micaela Navarro, considerara que la propuesta de Sánchez de que "todo el mundo hable con todo el mundo" para tratar de desatascar la situación política ni es "inviable" ni alimenta "falsas expectativas", algo que afirmó un día después de que el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, pidiese "no engañar" porque el veto entre Podemos y C's hace "inviable" el acuerdo.
Para Mario Jiménez, Navarro "no ha dicho nada contradictorio a lo dicho por ningún responsable del PSOE-A", por eso cree que "no hay que darle más recorrido ni trascendencia" a este asunto.
RAJOY "DEBE DAR UN PASO ATRÁS"
Así las cosas, el portavoz parlamentario del PSOE-A ha defendido que el PP debe hacer una reflexión y Rajoy, "que se le llena la boca de hablar de lo que necesita España, con toda esa apelación patriótica, llega un momento en el que el mayor gesto de patriotismo que puede hacer es dar un paso atrás".
"Lo peor que puede ocurrir es que haya unas terceras elecciones, todos seremos responsables de que ocurra si las hay", ha recalcado Jiménez, quien cree que todos los partidos deben estar pensando en qué pueden hacer para evitar que se produzcan esas terceras elecciones, "que no son buenas para la Nación ni las quieren los ciudadanos".
Por eso, entiende que el PP, al tener más votos, tiene más responsabilidad, y debe pensar cómo hacer útiles esos votos porque "la posición de Rajoy ya empieza a ser insostenible", y el episodio del exministro Soria "pone en evidencia que Rajoy y el PP no se han enterado de qué pasa en España, está atado de pies y manos a una serie de circunstancias políticas que lo impiden y tendrá que hacer una reflexión".
Ha incidido Jiménez en que son muchos los que piden a Rajoy que dé un paso atrás, "también dentro de su partido", porque "cambiar las condiciones está solo en manos del PP" y "un dirigente no puede secuestrar ni el futuro de su partido ni de su país".
"El PP se ha tenido que enfrentar a una situación muy complicada con la designación de Soria, y dentro del partido ha habido voces de gran trascendencia pública que lleva a pensar que hay gente dentro del PP que plantea que las cosas deben empezar a hacerse de otra manera", ha zanjado.