Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP registra su propuesta para reformar la Ley Electoral

El PP ha registrado este miércoles en el Congreso su propuesta para reformar la Ley Electoral General en lo que se refiere a la elección de alcaldes y ha planteado, en concreto, un sistema que contempla la denominada prima de mayorías y también la convocatoria, en su caso, de una segunda vuelta.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha anunciado en rueda de prensa que el PP quiere que esta propuesta se analice en el seno de una subcomisión de la Comisión Constitucional del Congreso, un órgano al que los 'populares' acudirán ya con una propuesta concreta.
"Se trata de un sistema a dos vueltas con una prima de mayoría en la primera vuelta para que gobierne quien gana y no quien pierde", ha resumido Hernando, quien también ha explicado que con esta reforma buscan "reforzar el principio de la gobernabilidad, la estabilidad y la representación".
En concreto, el PP defiende que los partidos que ganen las elecciones municipales puedan lograr una prima de mayoría (es decir, una representación extra en el consistorio) si logran más del 35% de los votos y una diferencia de cinco puntos sobre la lista que queda en segunda posición.
SEGUNDA VUELTA LOS QUE SUPEREN EL 15%
Y también podría beneficiarse de esa prima la formación que gane con una ventaja superior a los 10 puntos sobre la segunda, siempre que haya logrado más del 30% de los votos.
Si no se diera ninguna de estas condiciones se haría una segunda vuelta en la que concurrirían todas las candidaturas que hayan superado el 15% de los votos, una presentación que el PP considera "razonable".
En esa segunda votación se daría una prima de mayoría a la lista que se haga con la victoria con más de un 40% o siete puntos de diferencia sobre la segunda.