Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP dice que no es "pacífico" ir a la casa de un político a "aporrear" la puerta

Escraches. Foto: Efecuatro.com

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, se ha mostrado convencido de que el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, no está a favor del "acoso" a políticos porque, según ha dicho, es "congénito a movimientos totalitarios". A su entender, no es "muy pacífico" ir al domicilio de una persona a "insultar", "aporrear" la puerta o "intimidar" a su familia.

Así lo ha declarado Hernando a Europa Press después de que Moliner haya dicho que los 'escraches' pacíficos son, en principio, un reflejo del derecho a la libertad de manifestación, añadiendo además que no se pueden "condenar de manera general" puesto que depende de las circunstancias en que se desarrolle cada uno.
"Yo estoy seguro de que el presidente del Supremo no está a favor del acoso sino que está a favor del cumplimiento de la ley como no podía ser de otra forma", ha subrayado, para recalcar que "nadie está en contra" de las manifestaciones o concentraciones "pacíficas".
Sin embargo, el diputado del Partido Popular ha afirmado que "no parece que sea muy pacífico ir a los domicilios de las personas a insultarlas, descalificarlas, aporrear las puertas o intimidar a sus familias".
Al ser preguntado entonces si coincide con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en que los 'escraches' son "nazismo puro", Hernando ha señalado que "el acoso por razones ideológicas, laborales, sexuales o de otro tipo es un delito y debe de ser desterrado" porque "es congénito a los movimientos totalitarios".
"Y no puede nadie decir que es un demócrata y apoyar las actividades que en otros tiempos han hecho movimientos totalitarios", ha enfatizado, para denunciar la "violencia verbal" que hay además en los 'escraches' y que no se respete la ley a la ahora de llevar a cabo esos actos.
CRITICA LA ACTITUD DE LA PORTAVOZ DEL PSOE
Después de que el PSOE haya aconsejado al Gobierno que escuche lo que dice el presidente del Supremo sobre los 'escraches', el diputado del PP ha asegurado que "claro" que el Ejecutivo de Mariano Rajoy escucha sus palabras pero ha añadido que "desgraciadamente" también escucha a los que consideran que se "utiliza el derecho de manifestación para convertirlo en derecho de acoso".
En este punto, ha señalado que parece "mentira" que desde el PSOE haya dirigentes como la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, que "en vez de condenar esos actos los aplaudan o los pretendan justificar".
Tras saludar que "afortunadamente no todo el mundo en el PSOE" piensa como Rodríguez, ha emplazado a la portavoz socialista a "reflexionar" sobre si el hecho de "seguir la estela de Izquierda Unida es lo que le interesa" al Partido Socialista.
A su entender, ser "la marca blanca o el sucedáneo de IU, al final lo que va a provocar es que los ciudadanos prefieran votar" a Cayo Lara como, según ha dicho, ya empieza a "apreciarse" en las encuestas electorales.