Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidos vascos, salvo el PP, inician este miércoles los trabajos de la Ponencia de Memoria y Convivencia

Este foro parlamentario abordará cuestiones como la deslegitimación del terrorismo, la política penitenciaria y la paz
Los grupos del Parlamento vasco, salvo el PP, constituirán este miércoles la Ponencia de Memoria y Convivencia, un foro creado con el objetivo de abordar cuestiones como la "deslegitimación del terrorismo y la violencia", la política penitenciaria, la paz y los derechos humanos. El partido Popular no participará en este grupo de trabajo, al considerar que está destinado a "aliviar" a EH Bildu de la exigencia de "condenar a ETA".
La constitución de esta ponencia fue aprobada en enero por el pleno del Parlamento autonómico con el apoyo del PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE, mientras que el PP votó en contra.
La reunión de este miércoles se limitará a la constitución de la Ponencia, cuyos integrantes deberán acordar, con posterioridad, un calendario y una metodología de trabajo, además de plantear las aportaciones que consideren oportunas.
El texto por el que la Cámara vasca aprobó la creación de la Ponencia sobre Memoria y Convivencia en Euskadi establece que ésta se centrará en "la búsqueda de amplios consensos" en torno a las cuestiones que planteen los grupos en relación a "la memoria, la convivencia, las víctimas, la deslegitimación del terrorismo y la violencia, la política penitenciaria, la paz y los derechos humanos".
El PNV ya expresó en el debate de enero su deseo de que este foro trabaje para "cerrar las heridas" abiertas después de muchos años de "terrorismo y dolor", por lo que los partidos políticos incurrirían en un "grave error" si se desentendieran de esa tarea.
EH Bildu, pese a apoyar la creación de la ponencia, se ha mostrado crítico con el hecho de que, a diferencia de lo que ocurrió en la legislatura pasada, su denominación no incluya el término 'paz', algo que considera "incomprensible", porque la "única violencia que persiste en la actualidad es la política penitenciaria".
Elkarrekin Podemos espera que a través de este grupo se pueda avanzar en el reconocimiento de todas las víctimas, tanto las de ETA, como las de grupos de la extrema derecha o del GAL.
El PSE, pese a desconfiar del compromiso de EH Bildu en materia de memoria y convivencia, tratará de que la ponencia trabaje con "rigor" y a partir de unos principios éticos "irrenunciables".