Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP insiste en pedir al PSOE que no abra "ahora" el debate sobre la reforma de la Constitución

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha criticado este miércoles la intención del PSOE de pedir una comisión de estudio en el Congreso sobre la reforma constitucional y ha insistido en que antes del 1 de octubre, cuando está anunciado el referéndum independentista en Cataluña, ese debate muestra "dispersión" y no "claridad de enfoque" ante el desafío secesionista.
En una entrevista en Cadena SER, Andrea Levy ha explicado que, para el PP, un debate sobre una reforma de la Carta Magna "no es oportuna" en estos momentos ya que lo que requiere la situación en Cataluña es "más que nunca, la unidad" de los partidos constitucionalistas. Dicha unidad, ha destacado, es "su mayor fortaleza".
Para ella, lo importante es pensar en el 2 de octubre cuando, ha afirmado, "se abren muchas posibilidades, muchas opciones". "Si alguien pone el conflicto encima de la mesa, yo quiero poner la solución y el acuerdo", ha asegurado.
EL 2 DE OCTUBRE, YA SE VERÁ
Así, preguntada por qué tipo de soluciones consideran los 'populares', su vicesecretaria de Estudios y Programas ha recalcado que "hay posibilidades" de reformar la Constitución aunque ha matizado que los cambios sobre "normas de convivencia" se han de determinar en "escenarios políticos lo menos apasionados posible".
"En un escenario de alta tensión o voltaje sentimental seguramente perderemos esa perspectiva de cara a la sensatez que es necesaria", ha apuntado. A su juicio, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha "precipitado", en este asunto: "Uno intenta ser muy inventivo para parecer que se está moviendo", ha añadido.
Por otro lado, ha hecho autocrítica destacando que ha sido "la ausencia" del Gobierno de España en determinados "espacios" lo que ha permitido "que calase un determinado mensaje" en Cataluña en referencia al independentismo: "De eso va el nacionalismo, de intentar ser la voz a la contra, y encontraron en su inacción de la gestión de la crisis la culpa al Gobierno como su mejor baza", ha reprobado.