Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP vuelve a vetar la entrada en la Comisión de Secretos a ERC

Joan Tardà, diputado de ERCcuatro.com

Tardà acusa a los populares de criminalizar el independentismo

El PP ha vuelto a impedir este jueves en el Pleno del Congreso la entrada de ERC en la reducida comisión que reúne a los diputados con acceso a secretos oficiales y con capacidad para controlar los gastos reservados y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Por segunda vez en dos meses, el Grupo Popular se ha negado a facilitar los votos necesarios para que fuera elegido el candidato de ERC, esta vez Joan Tardà.
Para formar parte de este 'selecto club' de portavoces con acceso a información clasificada, uno por cada grupo, se necesita el apoyo de tres quintos del Pleno del Congreso, 210 diputados, lo que precisa necesariamente el visto bueno del PP, que tiene mayoría absoluta.
El Grupo Mixto propuso el 23 de febrero a Alfred Bosch, el portavoz de ERC en el Congreso, pero el PP no colaboró y se quedó lejos del mínimo, sumando 132 votos. Este jueves ha presentado al segundo diputado de Esquerra, Joan Tardà, y tampoco ha logrado el objetivo quedándose en 139 votos.
Al defender su candidatura, Tardà ha achacado el rechazo a su candidatura a una "España intolerante" empeñada en "criminalizar el independentismo": "No tienen derecho a expulsarnos por tener un proyecto político distinto", ha proclamado.
Tardà ha emplazado a otros grupos de la oposición a apoyarles expresamente desde la tribuna para "defender la democracia", cosa que finalmente han hecho el PNV, Izquierda Plural, CiU y PSOE.
¿Era menos independentista Puigcercós?
Josu Erkoreka ha recordado que ERC ya formó parte de la Comisión de Secretos Oficiales cuando tenía grupo parlamentario propio y que entonces sus diputados, encabezados por Joan Puigcercós, eran igual de independentistas que los actuales: "Ustedes tienen derecho a estar, pero no puedo convencer al PP", comentó.
También Cayo Lara (IU) ha apoyado la elección del candidato de Esquerra, advirtiendo de que su exclusión vulnera el espíritu de la Constitución de no discriminación, así como Pere Macias (CiU) y Eduardo Madina (PSOE): "Tardà forma parte de un partido democrático que ha recibido apoyo de sus ciudadanos y contará con nuestro voto", resumió en secretario general del Grupo Socialista.
Sin embargo, el PP ha vuelto a rechazar esa candidatura recalcando, por boca de su portavoz adjunto, Rafael Hernando, que en este trámite "no hay vetos, sino votos", y que los diputados son libres para elegir y valorar la idoneidad de las personas propuestas para ese puesto.
BNG, UPN y CC, siguientes opciones
Hernando ha acusado a ERC de abusar de "cierto narcisismo victimista" y ha insistido en que en esta votación no se juzga la historia de Esquerra.
En todo caso, ha subrayado que ya en la anterior ocasión el PP no fue el único grupo que no votó a ERC, pues fueron 218 diputados los que no apoyaron a Bosch y el PP sólo tiene 185.
Vista la posición del PP, si el Grupo Mixto quiere contar con un representante en la denominada Comisión de Secretos Oficiales tendrá que elegir otro de sus diputados.
Habida cuenta de que el Grupo Popular tampoco votaría jamás a uno de Amaiur, las opciones más posibles son Francisco Jorquera (BNG), Carlos Salvador (UPN) o Ana Oramas (CC).
De hecho, Jorquera ya recibió este jueves tres votos, aunque no era candidato al puesto. El diputado del BNG pidió la palabra para dejar claro que su formación respalda a Tardà, que no se postula para el cargo y que nadie le había consultado su disposición: "Nunca aceptaré ser usado como coartada para cubrir posiciones de veto por falta de respeto al pluralismo democrático", enfatizó.
El presidente del Congreso, Jesús Posada, dijo entender su posición pero le recordó que, en este tipo de votaciones secretas, mediante papeleta en urna, "cada diputado hace lo que le parece".