Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP descarta las primarias pero deja a Rajoy la decisión final para abrir el partido

El PP descarta las primarias pero deja a Rajoy la decisión final para abrir el partidoAgencia EFE

La dirección del PP descarta implantar el sistema de primarias, pero está dispuesto a buscar una fórmula para aumentar la participación de los afiliados en las decisiones claves del partido en el XVIII Congreso Nacional que se celebrará en febrero.

Con ese objetivo se ha realizado una ronda de consultas con los responsables territoriales y, tras recopilar diferentes fórmulas, la decisión última corresponderá a Mariano Rajoy, han indicado a Europa Press fuentes de la formación.
Las primarias será uno de los debates estrella en la Ponencia Política y de Estatutos que coordina el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo. En feudos como Madrid y Valencia reclaman una mayor democracia interna en el partido y quieren que las normas internas de funcionamiento avancen en la línea de "un militante, un voto".
De hecho, el presidente del PP en madrileño distrito de Salamanca y estrecho colaborador de Esperanza Aguirre, ha confirmado su intención de presentar una enmienda pidiendo un sistema de primarias, una reivindicación que ya planteó sin éxito en el cónclave de Valencia de 2008 y en el de Sevilla de 2012.
'Génova' quiere acudir al Congreso Nacional con una fórmula que contente a la mayoría del partido y, con ese propósito, Maillo ha dedicado estas últimas semanas a recabar la opinión de los diferentes responsables territoriales del PP en toda España para buscar una fórmula de consenso.
Fruto de esas conversaciones, la dirección del PP ha elaborado un documento con varias opciones para mejorar esa participación y abrir más el partido, dejando en manos de Rajoy la decisión última sobre esa nueva fórmula, después de contrastar las diversas opciones que el partido le ha puesto encima de la mesa, han indicado las fuentes consultadas.
ENMIENDAS EN LA PRIMERA QUINCENA DE ENERO
Esos cambios se conocerán el próximo martes, ya que el vicesecretario de Organización tiene previsto presentar públicamente las líneas generales de esa Ponencia Política y de Estatutos, cuyo debate será por primera abierto en el plenario a los 3.128 compromisarios que participarán en el cónclave.
La última semana de diciembre es la fecha tope para tener listas las cinco ponencias que irán al Congreso (Política y Estatutos; Educación, Innovación y Cultura; Económica y Administración Territorial; Social; y Europa). A partir de ahí, se abrirá un plazo para presentar enmiendas que terminará el día 16 de enero.
La ponencia Política y de Estatutos abarca temas tan variados como los principios y valores del partido, o las infracciones y sanciones disciplinarias que aplica el PP a sus cargos. Por eso, se da por sentado que será una de las que más enmiendas recibirá.
Aunque el 'número tres' del PP es el coordinador de esa ponencia de Estatutos, han trabajado en su redacción la presidenta del PP catalán y secretaria primera de la Mesa del Congreso de los Diputados, Alicia Sánchez-Camacho; el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, la presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández; y el presidente del PP cántabro, Ignacio Diego.
En las próximas semanas se organizarán actos en toda España para dar a conocer algunas de las propuestas del PP en ese documento. Ese esquema de trabajo se repetirá con las demás ponencias y, de hecho, ya se inicia este fin de semana en Barcelona con la ponencia de Economía y Administración Territorial que coordina el responsable de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, y en la que participará la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
MÁS PARTICIPACIÓN DE LOS AFILIADOS
En las últimas semanas, la dirección del PP ha hecho hincapié en que el tradicional sistema de delegados-compromisarios que recogen sus Estatutos es tan válido como las primarias, subrayando que los demás partidos no pueden darles "lecciones de democracia interna".
Sin embargo, 'Génova' sí es partidaria de una mayor participación de sus afiliados, con una implicación más directa en la toma de algunas decisiones. Por lo pronto, entre el 16 y el 19 de diciembre se han organizado votaciones en los distintos territorios para elegir a los compromisarios que irán al cónclave de febrero y trasladar la idea de que en el PP "también hay urnas".
Así, el viernes se pudo ver votando en Albacete a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y han hecho lo mismo otros miembros de la cúpula del partido con el objetivo de visualizar esa participación en la designación de delegados. El PP cuenta con más de 800.000 afiliados y al cónclave de febrero asistirán 3.128 compromisarios, de los que 513 son natos y 2.565 electivos.