Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pide a Puigdemont que reflexione y explore un acuerdo con el Gobierno tras la suspensión del referéndum

El líder del PP catalán y senador 'popular', Xavier García-Albiol, ha pedido al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que "se siente en una mesa" y explore un acuerdo con el Gobierno y que "reflexione de una vez por todas" porque el camino del referéndum independentista "no lleva a ninguna parte".
Así lo ha manifestado el senador del PP en los pasillos del Senado, después de que el Tribunal Constitucional haya suspendido cautelarmente las resoluciones aprobadas en el Parlamento catalán que instan a celebrar un referéndum en dicha Comunidad Autónoma.
Según García-Albiol, esta decisión del tribunal de garantías era "normal y previsible": "A nosotros no nos sorprende ni lo más mínimo y pone en evidencia que el Estado de Derecho protege a aquellos catalanes que estamos por el cumplimiento de la ley y que queremos vivir de acuerdo a las normas de convivencia que nos hemos dotado", ha manifestado.
Y también considera que la resolución pone a Puigdemont "en una disyuntiva". A su juicio, el presidente catalán ahora deberá elegir entre "seguir de la mano de los antisistema de las CUP" --cuyas acciones son "más propias de la 'kale borroka'", ha expresado--, o bien buscar un acuerdo con el Ejecutivo central.
En este sentido, ha dicho esperar que Puigdemont "avance y explore la posibilidad del acuerdo que le está ofreciendo el Gobierno de España" sobre el desafío catalán y, de este modo, "huya y se aparte" del camino de que en Cataluña "no se respete la legalidad ni el Estado de Derecho".
APARTARSE DE LA "RADICALIDAD"
Es más, el senador ha dicho confiar en que la resolución del TC "haga reflexionar" no sólo a Puigdemont, si no a los dirigentes de ERC y del PDECat --la antigua Convergencia--, con el objetivo de "apartar" del Gobierno de la Generalitat a aquellos que "están instalados en la absoluta radicalidad y al margen de la legalidad".
"Esta resolución del TC es una buena oportunidad para empezar", ha declarado, recalcando que el camino de "saltarse la legalidad no lleva a ningún sitio" y que lo que debe hacer el mejorar la financiación y las infraestructuras de Cataluña, entre otras cosas.