Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP respeta el regreso de Pedro Sánchez y espera que la nueva dirección del PSOE permita gobiernos estables y PGE

Casado dice que están "negociando tanto con el PSOE como con otros partidos" para poder aprobar los Presupuestos
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha expresado este martes su respeto al proceso interno que están viviendo los socialistas y no ha querido entrar a valorar el regreso de Pedro Sánchez al tablero político para competir por la Secretaría General del PSOE. Eso sí, ha dicho que su partido espera que la nueva dirección que salga del congreso federal socialista "siga siendo una organización responsable" que permita que "haya gobiernos estables y cuentas públicas" para "sufragar las políticas sociales".
Así se ha pronunciado en una rueda de prensa en la sede nacional del PP, tras la reunión del comité de dirección que ha presidido María Dolores de Cospedal, al ser preguntado si cree que la entrada de Pedro Sánchez en la carrera por la Secretaría General del PSOE aleja cada vez más un acuerdo con el PSOE en materia de presupuestos, tanto en 2017 como en 2018.
"Lo único que podemos decir es que el PSOE es una fuerza política fundamental en la gobernabilidad de España y lo único que esperamos es que la nueva dirección que salga del congreso federal siga siendo una organización responsable a la hora de participar en lo que los españoles necesitan, que haya gobiernos estables y cuentas públicas que permitan sufragar las políticas sociales", ha indicado, para añadir que hay que dejar a un lado la "confrontación partidista".
NEGOCIACIONES PARA APROBAR LOS PRESUPUESTOS
Tras insistir en que quieren sacar "cuanto antes" el proyecto de Presupuestos y con "el máximo apoyo posible", Casado ha indicado que hay dos posibilidades: sumar los votos "suficientes" (175) para que no prosperen las enmiendas a la totalidad con Ciudadanos, PNV y CC e ir después negociando "partida a partida"; o aprobar las cuentas públicas "directamente" con el PSOE.
Aunque ha dicho que no quería "presionar" a los socialistas, ha resaltado que se trata de unos PGE "muy importantes" por las políticas sociales y porque son el "marco" para los presupuestos autonómicos y municipales. "Siete de cada diez euros son en políticas sociales", ha exclamado, para añadir que deberían llegar a acuerdo PP, PSOE y Ciudadanos.
Por todo ello, el responsable de Comunicación del PP ha reiterado que la intención del Gobierno es aprobar los PGE con el "máximo apoyo posible". "Para ello se está negociando tanto con el PSOE como con otros partidos. Eso sí, con los que se pueda hablar de política presupuestaria y no de ninguna cuestión identitaria", ha avisado.