Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP que quiere liderar Cifuentes cambia de nombre a 'PP de la Comunidad de Madrid' y será "centro reformista liberal"

Se inspira en los valores de "humanismo cristiano de tradición occidental"
El PP de Madrid cambiará su nombre a 'PP de la Comunidad de Madrid' en el 16º Congreso Regional, que los populares madrileños celebrarán del 17 al 19 de marzo, y se declara como un partido de "centro reformista liberal".
Así lo recoge la Ponencia de Reglamento elaborada de cara al 16º Congreso Regional del PP de Madrid, que está liderada por el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa.
En el artículo relativo a 'Ámbito territorial, régimen legal, denominación y domicilio', la Ponencia establece que las siglas del Partido Popular de la Comunidad de Madrid son 'PP' y que su logotipo está integrado por las palabras 'Partido Popular de la Comunidad de Madrid' cobijadas bajo un símbolo que representa un charrán con las alas desplegadas dentro de una circunferencia.
La Ponencia señala que su sede está en la primera planta de la calle Génova, 13; pero expone que la Junta Directiva Autonómica podrá acordar su traslado sin necesidad de modificar el Reglamento y "sin perjuicio de notificarlo a todos los afiliados de la Comunidad de Madrid y a los órganos jerárquicamente superiores".
El escrito también determina la ideología del PP madrileño, un tema discutido por el candidato a la Presidencia del partido Luis Asúa, que asegura tener una ideología de centro liberal frente a la ideología de centro izquierda, que atribuye a su oponente, la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes.
Así, la Ponencia determina que el PP de la Comunidad de Madrid es "un partido nacional, con vocación europeísta, comprometido con la libertad, con la democracia y con los principios y valores contenidos en la Constitución".
INSPIRADO POR EL "HUMANISMO CRISTIANO DE TRADICIÓN OCCIDENTAL"
Además, señala que desde su posición "de centro reformista y liberal" buscan "espacios de encuentro en aras del interés general y la defensa del Estado Social y Democrático de Derecho".
Defienden la unidad de España, la solidaridad territorial y la cohesión social como principios "irrenunciables" de su proyecto nacional y destacan su "compromiso inquebrantable con la libertad, los derechos individuales y la separación de poderes, así como la existencia de pesos y contrapesos como marco de convivencia y progreso de nuestra sociedad".
El texto expone que les inspiran los "valores de la libertad, la democracia, la tolerancia y el humanismo cristiano de tradición occidental" y expone que el PP está comprometido "con los principios derivados del liberalismo político".
La raíz humanista cristiana del PP se incluyó en el articulado de la Ponencia Política y de Estatutos del último Congreso Nacional del mes de febrero después de las enmiendas de varios compromisarios.
Entre los promotores de esta demanda estaban los exconsejeros madrileños Luis Peral y Regina Plañiol, el exdiputado José María Alonso, el exsenador José Luis Sastre, y la exportavoz de Asuntos Sociales del PP Lourdes Méndez.
"Reconocemos que la justicia, la libertad, la igualdad, el pluralismo político, la solidaridad, el Estado de Derecho y el respeto a la Constitución 1978 son la esencia de nuestra vida democrática", reza el escrito, que indica que el PP de Madrid está comprometido "con la justicia social, la defensa y el bienestar de la familia como institución social y referencia de los valores
de solidaridad y convivencia".
El texto señala que los populares madrileños promueven una economía abierta, con seguridad jurídica y respeto a la propiedad privada y defienden el principio de subsidiariedad del Estado y de la Unión
Europea como instrumento de cohesión y de fomento de la solidaridad,
el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria y la reducción de la
presión fiscal.
Los populares abogan por la creación de empleo estable "como plataforma de prosperidad de la Nación española, de desarrollo personal de los ciudadanos y de garantía del Estado del Bienestar" y se muestran "comprometidos con el servicio público ejercido con responsabilidad, transparencia, honestidad, calidad, ejemplaridad y eficiencia en la gestión".
Por otra parte, apuestan por "un diálogo permanente que revalorice la tradición de los pactos y acuerdos de Estado entre las distintas fuerzas políticas en beneficio del interés general de los españoles"; trabajan en favor de una "sociedad abierta, plural y respetuosa" y defienden la existencia de "una sociedad civil fuerte y dinámica, comprometida y protagonista en la vida política, social, económica y cultural del país".
Por último, se muestran "comprometidos con que la honradez, la integridad, el sentido del deber y la vocación de servicio sean siempre los valores que guíen la acción política".