Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP de Ceuta se desmarca de la marcha por las víctimas del Tarajal que reclama otra política migratoria

Los trece diputados del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Ceuta han rechazado este lunes una propuesta de la coalición Caballas que instaba a la Cámara autonómica a mostrar su apoyo a la IV Marcha por la Dignidad que el próximo sábado recorrerá la ciudad autónoma para conmemorar la muerte, el 6 de febrero de 2014, de quince migrantes de origen subsahariano ahogados junto al espigón marítimo fronterizo del Tarajal.
"Las fronteras son legales y hay que defenderlas, aunque a nosotros también nos gustaría que no existieran, como la pobreza, y con esta iniciativa ustedes hacen daño porque sólo buscan una foto de desgaste para retratarnos", ha criticado la portavoz del PP en la Asamblea y consejera de Hacienda del Ejecutivo autonómico, Susana Román.
Juan Luis Aróstegui ha defendido en nombre del Grupo proponente que hoy en día "nuestra actitud frente a la inmigración define la forma de estar en el mundo, con los mercados o con las personas" y ha reclamado un posicionamiento "desde las convicciones y los principios más allá de lo que uno pueda pensar en un momento concreto sobre una política determinada".
"A lo mejor dentro de un siglo que haya personas desgarrándose en concertinas o muriendo ahogadas no parece el resultado de una política acertada frente a determinados miedos y prevenciones sino como una monstruosidad, como hoy vemos el Holocausto, porque cosificar a las personas nos lleva a convertirnos en monstruos y defender las fronteras con argumentos fríos contra los seres humanos nos puede convertir en nazis que facilitan otro holocausto en el siglo XXI", ha comparado el político localista contra la "Europa uniformada que dispara pelotas de goma sobre personas indefensas".
Román ha rechazado el símil y ha criticado que la reapertura de la investigación judicial sobre los sucesos de 2014 se esté utilizando "para meter cizaña" cuando "en el auto de sobreseimiento se dejó claro que no hubo mala intención ni mala interpretación de la ley en la actuación de los agentes porque el follón y la avalancha estaban en el lado marroquí y desde aquí solo se quiso salvar vidas".
"Nosotros tenemos la responsabilidad y debemos hacer saber que esos funcionarios trabajan por todos nosotros defendiendo unas fronteras legales: queremos proteger a todo el mundo, también a los que están al otro lado y con quienes trafican las mafias pero eso no puede distraernos de nuestra responsabilidad como concejales de la ciudad más solidaria de España", ha argumentado.
La IV Marcha por la Dignidad convocada y respaldada por decenas de organizaciones no gubernamentales recorrerá el próximo sábado un itinerario desde la Plaza de África, en el centro de la ciudad, hasta la playa del Tarajal para "recordar a las victimas de aquel fatídico 6 de febrero y al resto de victimas de las políticas migratorias actuales que sólo producen miseria, desesperación y muerte" y exigirá "un giro radical para que se ajusten y respeten de forma escrupulosa lo establecido en la Declaración de Derechos Humanos y Tratados Internacional en materia de Inmigración Asilo y Refugio".