Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PNV advierte de que "la bilateralidad" debe ser el "punto de reconocimiento" de que Euskadi es una nación

Subraya que completar el Estatuto de Gernika esta legislatura es un objetivo que permitiría "empezar el camino del nuevo estatus"
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de que "la bilateralidad" debe ser el "punto de reconocimiento" de que Euskadi es una nación y ha recalcado que completar el Estatuto de Gernika esta legislatura es un objetivo que permitiría "empezar el camino del nuevo estatus".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el representante jeltzale ha sostenido, por otro lado, que ve a la izquierda abertzale huérfana de proyecto político y ha considerado que Euskadi "iría al desastre" si se hiciera lo que propone el sindicato ELA.
Preguntado por una hipotética negociación con el PP de cara a aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2018, Ortuzar ha indicado que la invitación está en manos "de quien necesita los votos" que debe dar el primer paso, cuestión que "no se ha producido".
No obstante, ha reconocido que sí se han producido llamadas para negociar el techo de gasto. "Para nosotros es importante qué regla de gasto se construya y nos interesa más que salga bien parado el ámbito del Gobierno vasco, como sucedió el año pasado, que una negociación 'tú me das esto, yo lo otro'", ha valorado.
En este contexto, ha sostenido que no se puede obviar que queda una parte importante del Estatuto de Gernika por desarrollar, cuestión que tiene que negociar el Gobierno vasco.
"Estaremos atentos al compromiso que hay desde la administración central con lo que queda de desarrollo del Estatuto porque va a ser importante a la hora de testar la voluntad política del Gobierno español. Si hay voluntad política o no. Si la hay será para nosotros más sencillo entrar a negociar los presupuestos", ha sostenido.
De este modo, ha reconocido que completar el Estatuto de Gernika es uno de los "ánimos" del PNV, aunque la formación jeltzale es consciente de que hay "cuestiones complejas", pero también "tiempo suficiente para hacerlo".
"Completar el Estatuto de Gernika en buenas condiciones sería que podríamos empezar el camino del nuevo estatus, del nuevo cuerpo jurídico-político sin lastres del pasado", ha indicado.
A su juicio, completar el Estatuto ofrecería la oportunidad también de arreglar "algunas cosas que vía leyes básicas o sentencias del Tribunal Constitucional han deteriorado el autogobierno restándole calidad".
"Esperamos que en este tiempo se abra una mesa de negociación que avance en esas cuestiones. No son muchas, pero quedan importantes cosas en la maleta", ha indicado en referencia a las transferencias pendientes.
Tras indicar que el nuevo estatus está en la actualidad en un "estadio vasco", ha recordado que primero los partidos políticos se tienen que poner de acuerdo "con el mayor grado de apoyo posible".
"No será lo mismo ir a Madrid con un tipo de apoyo que con otros. Soy optimista sin meter presión a ninguna de las dos mesas de negociación, pero en las dos hay que pisar el acelerador un poco", ha valorado.
EUSKADI, NACIÓN
Por otro lado, ha defendido que Euskadi es una nación "en términos superiores a los que dice" el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y ha considerado que "si se reconoce que es una nación hay que reconocer que es un sujeto con derechos políticos y puede ejercitarlos".
"Para nosotros, que se reconozca que somos una nación y no sirva para nada... para ese viaje no hacen falta esas alforjas", ha añadido en referencia al reconocimiento de España como estado plurinacional realizado por el PSOE.
A su juicio, se trata de "un paso importante y positivo", pero necesita muchas "concreciones". "Necesitamos clarificación y que el PSOE ponga más luz sobre qué es para él la plurinacionalidad y cómo se concreta en el día a día", ha expresado.
En este sentido, ha situado la bilateralidad como "punto de reconocimiento de que Euskadi es una nación". "Si no sirve para asentar una relación bilateral, si se va a seguir como hasta ahora, donde Euskadi es una comunidad más en el tema político... para eso no hacen falta tantas alforjas", ha indicado.
Por ello, ha preguntado por qué lo que es posible en el ámbito del Concierto Económico, "esa bilateralidad con el Estado, no es posible "en temas políticos".
Asimismo, ha advertido de que uno de los mayores problemas de la política española es el "cainismo que tiene la izquierda" y ha considerado que no se está por generar una alternativa de gobierno al PP "sino en ver quién lidera la oposición".
En esta línea, ha asegurado que nadie puede echar sobre las espaldas del PNV la gobernabilidad de España ni que "se nos pidan adhesiones inquebrantables".
"La prioridad empieza y acaba en Euskadi. Vamos a mirar nuestras relaciones con los gobiernos de ámbito estatal bajo el prisma del interés y lo bueno para Euskadi. No nos vamos a casar con nadie. Nadie puede pretender que le demos un cheque en blanco", ha recalcado.
OPOSICIÓN EN EUSKADI
Por otro lado, ha considerado que en Euskadi los partidos de la oposición tienen difícil oponerse a lo que el Ejecutivo vasco está haciendo ya que "las instituciones funcionan de manera razonablemente bien".
Por ello, ha afirmado que "empieza a ser un poco de chiste, sobre todo por parte de Podemos, que se nos traiga al Parlamento vasco cosas de agenda del Parlamento español", cuestión que ha dicho es "una falta de respeto interinstitucional".
"Lo hacen para intentar meter palos en las ruedas en la relación entre nosotros y los socialistas, pero la relación está bastante engrasada. Es una estrategia infantil", ha indicado.
Tras afirmar que la formación morada "aporta bien poco" en las instituciones vascas, ha considerado que quiere ser por un lado el abanderado de la alternativa política y por otro "quiere marcar el terreno a la izquierda abertzale que está cayendo en la trampa".
"Siempre dice a todo que no. Luego dicen que en autogobierno y paz y convivencia nos podemos entender, pero el PNV es el mismo. No puede ser diablo en unas cosas y en otras ángel. Espero que asuma su mayoría de edad", ha confiado.
También se ha mostrado crítico con el sindicato ELA y los planteamientos de su secretario general, Adolfo Muñoz, con quien ha reconocido no estar de acuerdo "en nada".
"Es una cosa increíble. Vivimos en el mismo país pero la sensación que tengo es que vive en otro país y es un extraterrestre", ha afirmado, para añadir por otro lado que ve a la izquierda abertzale "huérfana de proyecto político".
A su juicio, la izquierda abertzale "no ha fijado aún qué quiere ser de mayor y cómo lo van a plasmar, por lo que van a rueda de lo que dice ELA".
"Si hiciéramos lo que nos dicen esos dos el país se iría al desastre y no lo vamos al llevar ahí. Al contrario, se dan las condiciones para que el país empiece a salir ya con firmeza de la crisis... El país que ellos dibujan no es el de verdad. Nos debemos a la gente no a focos de poder o de contrapoder", ha finalizado.