Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV pide derogar las dos últimas reformas del TC porque "perjudican los equilibrios constitucionales"

El Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV ha presentado una Proposición de Ley de modificación de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional por la que pide derogar las dos últimas reformas del TC, ambas del año 2015, ya que "perjudican los equilibrios constitucionales".
En un comunicado, la formación jeltzale ha considerado que tanto la recuperación del recurso previo de inconstitucionalidad contra los Estatutos de Autonomía como la que dota al TC de los instrumentos de ejecución para garantizar la efectividad de sus resoluciones "no son adecuadas para las circunstancias políticas actuales".
Por ello, la formación jeltzale ha solicitado volver a la situación anterior a la aprobación de la Ley Orgánica 12/2015 y la Ley Orgánica 15/2015.
Tras el reciente fallo del TC que avala la reforma que le permite suspender a cargos públicos que no acaten sus sentencias, el portavoz de Justicia del Grupo Vasco, Mikel Legarda, ha asegurado que "más allá de si la reforma es o no constitucional, lo importante es que la Ley anterior a la reforma express del PP se adecua mejor a las circunstancias políticas de este momento y por eso proponemos un rol del TC como el que tenía en el pasado".
Con respecto a la primera de ellas, EAJ-PNV considera que recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad contra los Estatutos de Autonomía "acarrea riesgos para la estabilidad del sistema porque supera con creces el carácter jurisdiccional del control constitucional a posteriori que fue atribuido en el texto constitucional y, lo que es más grave, permite a los responsables políticos hacer negación de su obligación de resolver mediante el diálogo y el consenso los problemas políticos de fondo".
"Esta ley, en lugar de obligar a cada uno a asumir sus respectivas obligaciones, se permite delegarlas en el Alto Tribunal, con claro infantilismo político", han denunciado los jeltzales en la iniciativa.
Además, el PNV ha asegurado que la recuperación del recurso previo de inconstitucionalidad contra los Estatutos de Autonomía "produce efectos perturbadores en el funcionamiento del sistema político y constituye un instrumento de obstrucción parlamentaria al convertir al Tribunal en una tercera cámara legislativa y, por ello, en un órgano político de control".
"CONSENSO CONSTITUCIONAL"
Por otro lado, la Proposición de Ley Orgánica que se presenta pretende reponer la posición del TC a la configuración jurídica que tenía antes de su última reforma que a juicio del Grupo Vasco "supuso un cambio sustancial del sistema político español al afectar al equilibrio entre poderes territoriales y por lo tanto al propio consenso constitucional".
Así, señala que con la reciente reforma del PP se "sitúa a la jurisdicción constitucional por encima del resto de órganos constitucionales en claro detrimento del principio de continuo y permanente diálogo entre órganos constitucionales".
Los jeltzales afirman que esta modificación supuso "un paso cualitativo en la configuración del papel institucional otorgado al Tribunal en la resolución de los conflictos políticos entre órganos constitucionales" y por tanto denuncian que "ha desequilibrado el diseño y posición institucional del TC".
Asimismo, han criticado "una total imprecisión en el supuesto de hecho de la norma y en su consecuencia jurídica" y han señalado que las medidas previstas "suponen una actuación subsidiaria que implica, de hecho, una forma de control sobre la actuación de la Administración autonómica, no oportuna con el principio de autonomía". "Estamos pues en presencia de una injerencia indebida, innecesaria y desproporcionada", han finalizado.