Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV y EH Bildu ven "ejemplarizante" el proceso escocés

PNV y EH Bildu han calificado de "positivo y ejemplarizante" el proceso escocés mientras que PSE y PP han advertido de que, "cuando se quiere defender algo, hay que decirlo desde el principio y no engañar a la ciudadanía", por lo que han solicitado al lehendakari, Iñigo Urkullu, "claridad" en sus planteamientos.

Durante su intervención en el 'Parlamento de las ondas' de Radio Euskadi, el parlamentario del PNV Luke Uribe-Etxebarria ha lamentado que la "cultura política la española" suponga "la negación" y sea "escasamente democrática". Por ello, ha pedido al PP que tenga "el mismo talante democrático que ha tenido el primer ministro David Cámeron.
En esta línea, el dirigente jeltzale ha advertido de que, al margen del resultado, Escocia ha ofrecido una "gran lección democrática porque han ejercido la democracia en toda su dimensión". "Han sabido arreglar unas diferencias que, a veces, crean pasiones y establecen posicionamientos antagónicos, y lo han resuelto de modo democrático a través de un método envidiable: el dialogo, la negociación y el acuerdo", ha subrayado.
En este contexto, ha valorado la cultura democrática británica frente a la situación que se da en el Estado español, donde existe una "cultura política de exagerar las cosas, tensionarlas y las argumentaciones son única y exclusivamente pasionales", lo que, a su juicio, "da pie a que sea muy difícil dialogar, negociar y acordar". "Es una cultura política la española que supone la negación es escasamente democrática", ha incidido.
Según ha subrayado, la diferencia entre lo que ha ocurrido en las Islas Británicas y lo que puede ocurrir con Cataluña o ha ocurrido en relación en Euskadi en la primera década de este siglo es "un talante democrático completamente diferente".
"Nosotros aspiramos a que esas posiciones cambien, que exista un talante democrático, que se aprenda de lo vivido en Escocia y, a partir de ahí, sobre unas bases serias democráticas podamos abordar lo que es el conflicto vasco", ha subrayado.
En esta línea, ha remarcado que David Cameron podía haber prohibido al referéndum, pero "por su sentido democrático ha decidido dar la palabra a los escoceses".
Además, ha recordado que el PNV cuenta con 123 años de trayectoria y tiene "claramente fijados" sus objetivos. "Pensamos que Euskadi es una nación dentro de Europa y debe tener los instrumentos de estado, por muy menguados que estén en el seno de la UE, para hacer frente al proceso de globalización", ha indicado.
SUPERAR "EL PÁNICO"
Luke Uribe-Etxebarria ha afirmado que a su partido le habría gustado que ganara el "si" a la independencia de Escocia, "entre otras cosas, para disipar todos esos fantasmas y ese pánico que se quiere extender" sobre las consecuencias "apocalípticas" de la secesión.
A su juicio, esto es como "cuando una persona deja el hogar familiar y debe asumir una serie de responsabilidades" porque "habrá toda una serie de dificultades que pueda pasar en un momento dado".
No obstante, ha apuntado que "la capacidad humana y, sobre todo la política y su ejercicio, es suficientemente capaz de resolver este tipo de cuestiones". "Y la propia Europa nos ofrece un ejemplo meridiano de lo que estoy diciendo porque, con este tipo de consideraciones de la legalidad, la propia UE, no se hubiese podido crear", ha manifestado.
EH BILDU
Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha calificado de "ejemplarizante" el desarrollo del proceso escocés y cómo se ha "empoderado" a los ciudadanos para que decidan "masivamente" sobre su futuro.
"Aquí, en las ultimas elecciones la participación pasó justo el 50 por ciento de la población, y en Escocia ha votado el 84 por ciento", ha valorado, para añadir que a la ciudadanía, "cuando se le empodera, le importa la política".
En esta línea, ha destacado que un 45 por ciento de la población de Escocia ha votado a favor de la secesión "a pesar del discurso del miedo porque se les ha amenazado con perder las pensiones o que la banca se iba a ir". "Querían romper no solo con el Reino Unido, sino con las políticas neoliberales. No ha sido un debate identitario del pasado, sino de futuro de qué modelo socioeconómico querían", ha finalizado.
PSE-EE
Por su parte, el parlamentario del PSE-EE José Antonio Pastor ha considerado que no se pueden hacer "reflexiones miméticas" respecto a las situaciones que se viven en Escocia, Cataluña o Euskadi. "Ambos países eran soberanos hace 300 años y voluntariamente decidieron unirse, dejando establecido un proceso de separación. Además, Alex Salmond no engañó a nadie y, en su programa electoral, expresamente establecía que preconizaría una consulta, algo que no pasa en Euskadi", ha advertido.
En este contexto, ha remarcado que la democracia también son "normas y procedimientos", y en el Reino Unido existe una "característica concreta, que es que no hay Constitución escrita, por lo que no había impedimento legal que impidiese la consulta". "En España sí hay Constitución que regula lo que se puede y no hacer", ha añadido.
A su juicio, lo que han votado finalmente de manera mayoritaria los escoceses ha sido "apostar por un sistema de autogobierno avanzado que se parece mucho al que ya tenemos en Euskadi". "Ha sido el triunfo de la razón sobre la incertidumbre, de la responsabilidad sobre obsesiones identitarias", ha indicado, para añadir que "cuando se quiere defender algo hay que decirlo desde el principio y no engañar a la ciudadanía".
PP
Por su parte, la portavoz del PP vasco y parlamentaria, Laura Garrido, ha remarcado que un gobierno debe garantizar que se cumpla la Ley y ha recordado que, "cuando una parte se desgaja de un estado queda fuera de la Unión Europea", y para reintegrarse debería "formular una petición que requeriría la unanimidad de los miembros".
Tras manifestar que no conoce estados más "centralistas" que el Reino Unido y Francia, ha valorado que, cuando ambos tienen que tomar "decisiones en favor de su país, no les tiembla el pulso y todos van a una".
"Aquí hay una tergiversación, no solo de la realidad porque hablamos de dos estados que lo fueron y decidieron unirse, sino de sus niveles de autonomía. Cuando hacemos referencia a la gestión de los tributos por parte de Escocia se gestiona el 12 por ciento. Ahora, con el pacto que pretenden alcanzar se llegaría al 15 por ciento por lo que las realidades son totalmente distintas porque en Euskadi podemos gestionarlos gracias al Concierto Económico", ha remarcado.
En su opinión, en Escocia se ha apostado por la "integración, por la fortaleza y por la seguridad" en vez de hacerlo por la "división, el riesgo y la debilidad". En esta línea, ha reconocido que le gustaría que en el País Vasco las posiciones fueran "claras" y ha defendido que "el camino es profundizar en el autogobierno en nuestros propios instrumentos pero siempre desde el respeto a la ley".
"Me gustaría que el lehendakari explicara cuál es su modelo de país y si el PNV apuesta por la independencia. Estamos en la mitad de legislatura, con un balance de gestión muy pobre, y vemos al lehendakari desaparecido porque está mirando a Cataluña, Escocia, y antes eran Quebec o Kosovo", ha indicado, para añadir que confía en que, durante el pleno de política general, Urkullu explique "qué modelo de país defiende".