Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oyarzábal (PP) dice que para los PGE primero se buscará acuerdo con los partidos que apoyaron la investidura

Cree que el discurso del PNV está "bastante alejado todavía" como para que dé su apoyo a las cuentas de 2017
El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, ha reconocido que el discurso del PNV está "bastante alejado todavía" como para apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aunque hay "terreno para el entendimiento".
En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, el dirigente del PP vasco ha asegurado, no obstante, que primero se buscará un entendimiento con los partidos que apoyaron la investidura de Mariano Rajoy.
Oyarzábal ha reconocido que ve al PNV manteniendo un discurso "bastante alejado todavía" de la posibilidad de dar su voto a favor de los PGE, aunque ha incidido en que se está aún en "una fase previa".
"Se tienen que presentar los presupuestos y buscar primero un entendimiento con los partidos que apoyaron la investidura. Buscar un acuerdo amplio con el PSOE también, aunque es verdad que está en una discusión, con muchos líos internos y es difícil ahora la interlocución, pero vamos a intentarlo", ha indicado.
A partir de ahí, Oyarzábal ha defendido que en materia económica "hay posibilidad de entenderse con el PNV" y ha remarcado que lo que le sorprende es que, en el pasado, la formación jeltzale "votara con los ojos cerrados todos los presupuestos de Zapatero que nos llevaron a la ruina".
"Muchos miembros del PNV en privado dicen que el gobierno del PP presenta propuestas y recetas económicas mucho más positivas para la recuperación económica y el futuro. Hay terreno para el entendimiento", ha añadido.
DELEGADO DEL GOBIERNO
Cuestionado por el cambio en la Delegación del Gobierno en Euskadi, Oyarzábal ha manifestado que el Ejecutivo central decidió "abordar una nueva etapa" en las principales delegaciones de Gobierno del conjunto de España y, en este caso, ha pesado que Javier de Andrés contaba "con un perfil muy adecuado para la nueva etapa".
"De Andrés tiene peso político, es una referencia política en Álava, ha sido diputado general, conoce bien las instituciones públicas, también la defensa de nuestros derechos forales e históricos y puede servir muy bien para tejer una interlocución positiva entre Gobierno vasco y central", ha añadido.
En esta línea, ha advertido de que se está ante una nueva etapa política en la que "nadie cuenta con mayorías absolutas" y todos los partidos tienen que pensar en la necesidad de "llegar a acuerdos".
"No saldrá adelante ninguna ley que no cuente con apoyos importantes y, por eso, en el PP somos conscientes de que tenemos que buscar acuerdos y todos poner de nuestra parte para buscar el entendimiento. A partir de ahí, necesitamos buscar colaboración", ha incidido.
Por todo ello, ha pedido "más responsabilidad" al PNV y al Gobierno vasco para dejar a un lado la "confrontación entre administraciones y pasar a la colaboración". "Desde la colaboración y la coordinación de las políticas de los distintos gobiernos se puede avanzar más y ayudar a que nuestro país prospere", ha valorado.
A su juicio, en los últimos años se han vivido momentos de tensión política derivados de que la crisis económica, provocada, "entre otras cosas, por las políticas desacertadas del PSOE, llevó al PP a tomar medidas complicadas y nadie quiso sacarse una foto con esas medidas", por lo que se recurrió "al discurso de todos contra el PP".
No obstante, ha reconocido que, con la mayoría absoluta, el PP también "desatendió la necesidad de generar complicidades" con otras fuerzas políticas, pero "ahora estamos poniendo mucho de nuestra parte para crear complicidades y creo que se pueden acercar posiciones".
RECURSOS
En este sentido, ha asegurado que el Gobierno vasco ha recurrido "muchas normas aprobadas por el Parlamento español y algunas normas vascas han sido recurridas por el Gobierno de España", pero, a su juicio, "no se puede hablar de un impulso recentralizador".
"Ha habido una discusión en relación con la ley de Adicciones porque el País Vasco decidió que se permitiera el consumo del cannabis, lo que en otras comunidades no estaba permitido y entendemos que eso necesita de una regulación nacional y que en determinadas materias se dé una cierta coherencia", ha puesto como ejemplo.
En su opinión, "no hay que tener miedo a los tribunales" si se producen dudas en relación con las competencias de cada administración, aunque recurrir a los tribunales "debe ser la última opción".
"Por eso entendemos que es bueno que haya una fase de negociación y grupos de trabajo para, por lo menos, recuperar la confianza. La interpretación de los textos legales se ha hecho con arreglo a una desconfianza enorme entre administraciones", ha concluido.