Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aluvión de reproches a Óscar López en el Grupo Socialista por la moción de Ponferrada

Oscar López, criticado por los miembros del grupo socialistaEFE

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha recibido un aluvión de críticas y reproches por parte de muchos de los miembros del Grupo Socialista en el Congreso debido a lo ocurrido la semana pasada en Ponferrada (León), donde el PSOE sacó adelante una moción de censura con el apoyo de un concejal condenado por acoso sexual. Para los diputados, se trata de un "error monumental" que no se puede volver a repetir.

Fuentes socialistas han explicado que López ha acudido a la reunión semanal del Grupo Socialista en el Congreso, a pesar de no ser diputado, por iniciativa propia para informar sobre cuál fue su gestión en la moción de Ponferrada y ha asumido, como ya hizo el lunes ante la comisión permanente de la Ejecutiva Federal, que el error ha sido suyo, ya que no calculó bien los efectos que este asunto podría acarrear, al tiempo que ha insistido en que su objetivo último era sacar al edil Ismael Álvarez de la política.
Otras fuentes consultadas consideran que el número tres del PSOE no se ha extendido demasiado en sus explicaciones y que, tras su intervención, han sido bastantes los diputados que han expuesto su punto de vista sobre este caso, tales como Julio Villarrubia, Rosa Aguilar, Laura Seara, Leire Iglesias o José María Barreda.
En general, la opinión común de los diputados es que lo ocurrido en el municipio leonés es un "error mayúsculo e incomprensible". Barreda ha calificado incluso de "penosa" la gestión de López, tanto en el fondo como en las formas, ya que opina que la impresión que se ha dado ante la ciudadanía es que lo que se quería conseguir "a cualquier precio" era la Alcaldía de Ponferrada.
La explicación no se sostiene
Es más, algunos asistentes a la reunión han indicado que el expresidente castellano-manchego ha llegado a decir que el PSOE no puede "engañarse" a sí mismo diciendo que el fin de la moción era sacar de la política a un acosador, ya que opina que los ciudadanos no se lo creen porque "no se sostiene ni política ni éticamente".
Asimismo, todos los diputados que han intervenido han reprochado que con esta actuación el PSOE ha incumplido una de sus "señas de identidad" más reconocibles como es la lucha por la igualdad de género. Por ello, algunos como Barreda o Aguilar consideran que con la decisión de López de autorizar la moción de censura se ha roto un "principio básico" y se ha traspasado una de las "líneas rojas" más importantes para los socialistas.
En este sentido, la diputada por Ourense Laura Seara se ha mostrado muy crítica porque la moción arruina la "reputación" que ha adquirido el PSOE en su defensa de la igualdad y ha advertido de las consecuencias que puede acarrear este asunto para el partido.
No obstante, varios diputados han coincidido en señalar que la más dura con López ha sido la parlamentaria por Cáceres Leire Iglesias, ya que ha preguntado si la responsabilidad de un error como el de Ponferrada se soluciona únicamente pidiendo perdón y si ya no se va a poder pedir la dimisión de nadie, por lo que han interpretado que su intención con esto era reclamar la renuncia del dirigente socialista.
En cualquier caso, todos los diputados han valorado que el secretario de Organización, al que algunos han visto "afectado" por lo ocurrido, haya "dado la cara" ante el Grupo Socialista y les haya dado explicaciones directamente sin que nadie se lo haya pedido.
"Aprender la lección"
Para los diputados que han intervenido, no cabía otra corrección que la que se ha llevado a cabo por parte de la dirección del partido, si bien han advertido de que el PSOE debe "aprender la lección" y acometer las reformas necesarias para que decisiones como la autorización de esta moción de censura no sean "unipersonales" y sean tomadas por los órganos de dirección.
Uno de los que ha intervenido ha sido el actual secretario general del PSOE de Castilla y León, Julio Villarrubia --sucesor de López en este cargo-- para asegurar que la Ejecutiva regional no estaba muy informada de este asunto, aunque cree que el error ha sido "colectivo" y ha reconocido que no fue consciente de las consecuencias que podría acarrear.
En la rueda de prensa celebrada una hora antes, la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, reveló que en cuanto tuvo noticia del intento de presentar una moción de censura expresó personalmente su desacuerdo tanto ante López como ante Villarrubia, pues son los responsables que tenían competencias en la cuestión.
Las fuentes consultadas han explicado que López ha escuchado todas las intervenciones y ha respondido que "tomaba nota" y ha asumido nuevamente la responsabilidad de lo ocurrido, tras lo cual ha asegurado que ha "aprendido mucho" de todo este asunto.