Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortuzar reitera a los presos de ETA "el compromiso" del PNV con el fin de la dispersión y les pide "autocrítica"

Un total de 90 reclusos de la banda, 34 de ellos de Francia, le envían cartas en las que le piden que actúe contra la dispersión
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha reiterado "el compromiso" del PNV con el fin de la dispersión a los 90 reclusos que le han reclamado por carta acciones para que acabar con "el sufrimiento" que conlleva la actual política penitenciaria. Además, les ha pedido un "análisis autocrítico" sobre las "negativas consecuencias" que "el uso de la violencia ha traído".
Según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la petición de los reclusos, la formación jeltzale ha recibido, entre el pasado 22 de mayo y este lunes, 12 de junio, un total de 90 cartas, 34 de ellas desde Francia.
Todas las misivas, redactadas en euskera y con contenido prácticamente idéntico, se dirigen al presidente del PNV, aunque algunas han sido recibidas en alguna organización municipal. La forma de envío se ha producido tanto en bloque, algunas procedentes de Francia y otras desde centros penitenciarios del Estado-, como de forma individual.
Las cartas siguen "un mismo patrón", de manera que, en un primer párrafo se da cuenta de la última visita que ha recibido en la cárcel, y se precisan los datos del kilometraje y el coste de los euros asumidos por sus familiares.
Posteriormente, se alude a la política de "destierro y dispersión" aplicada a los presos de ETA desde hace tres décadas, puesta en marcha por el Gobierno socialista, y censura que contó con el "apoyo total y la asesoría expresa del PNV".
En punto, recuerda que la política de dispersión se ha cobrado víctimas tanto en las carreteras, como la vida de "presos muertos" en las cárceles. Por último, el autor de la misiva, exige a Ortuzar que, "en virtud de su responsabilidad, haga lo que tenga que hacer para que este sufrimiento acabe de una vez".
El presidente del PNV comenzó a dar respuesta a las cartas, con el aval del Euskadi Buru Batzar (Ejecitiva de la formación) al alcanzar la veintena de misivas recibidas.
ORTUZAR
Ortuzar, ante el emplazamiento de los reclusos, recuerda que el PNV "lleva reclamando mucho tiempo e, insistentemente, "un cambio en la política penitenciaria". "Lo hemos formulado en todas las instituciones en las que estamos representados, recientemente en el Parlamento vasco y en el Congreso de los Diputados".
Según añade, también el Gobierno vasco ha presentado recientemente "un plan de reubicación de presos, dentro del programa Zuzen Bidean", por lo que, según Ortuzar, el "compromiso" de la formación jeltzale es "claro con la necesidad de acabar con el alejamiento y también con la resolución más humanitarias posible de la situación de los reclusos enfermos". "Un compromiso que asumimos también ahora ante ti", ha añadido.
El presidente del PNV se refiere también a las "injustas afirmaciones" que, en la carta realizan los presos de ETA, "señalando que el PNV apoyó y asesoró en la política de alejamiento implantada por el PSOE hace 30 años".
"Eso no es verdad. El PNV jamás ha defendido el alejamiento ni ha promovido acción alguna favorable a esta práctica", asegura. Recuerda, no obstante, que la formación que preside "sí se hizo eco de la postura de muchos reclusos de entonces, que pidieron ser sacados del autodenominado colectivo de presos para poder decidir sin presiones sobre el camino a tomar en el futuro".
Ortuzar indica que el PNV es "conocedor" de que el colectivo de presos de EA se halla "inmerso en un proceso de reflexión" que desea "que concluya de la mejor manera posible". Además, les anima a realizar "un análisis autocrítico sobre las negativas consecuencias que el uso de la violencia ha traído" así como del "injusto daño causado a tantas y tantas víctimas".
"La inmensa mayoría de la sociedad vasca y, desde luego nosotros, sabría reconocer ese gesto a la hora de valorar también vuestras comprensibles reivindicaciones", concluye.