Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Odón Elorza propone al PSOE impulsar una reforma constitucional para evitar bloqueos al elegir presidente de Gobierno

Aboga por trasladar a la Carta Magna y al Reglamento del Congreso el modelo vasco que impide a los partidos votar en contra
El diputado del PSOE por Guipúzcoa, Odón Elorza, ha propuesto a la dirección del Grupo Socialista en el Congreso promover una reforma puntual de la Constitución y del Reglamento de la Cámara para impedir una nueva situación de bloqueo a la hora de elegir presidente del Gobierno y evitar lo ocurrido en la fallida legislatura del pasado año.
Su idea es trasladar a la legislación española el sistema que se aplica en Euskadi para elegir lehendakari, que permite presentar a la investidura más de un candidato y que impide a los diputados votar en contra, lo que acaba forzando la elección del aspirante con más respaldo.
Según la propuesta planteada por Elorza y recogida por Europa Press, una vez que se han renovado las Cortes Generales tras unas elecciones generales, debería abrirse un plazo para que los grupos parlamentarios presenten candidatos a la investidura. Eso sí, las propuestas deberán ir acompañadas de un mínimo de firmas, concretamente propone la décima parte del (35 diputados).
BASTA CON SER EL MÁS VOTADO
Una vez obtenido el visto bueno de la Mesa, los aspirantes presentarían su programa en la sesión de investidura y, tras un debate, se produciría la votación: será presidente del Gobierno quien logre mayoría absoluta o, en su defecto, se repetirá la votación 48 horas después y será investido el que más votos obtenga.
De esta forma, se anula la posibilidad de los votos negativos, y con ello el riesgo, de que ninguno de los candidatos obtenga la confianza de la Cámara y, por tanto, que en consecuencia deban disolverse las Cortes Generales y convocarse nuevas elecciones.
"El nuevo sistema propuesto elimina tanto la actitud de bloqueo de no aceptar votando en contra una propuesta del Rey para ser candidato, como la denominada "votación de bloqueo", al no resolverse la obtención de la confianza por la mayoría simple, entendida como la diferencia entre los votos positivos y negativos, sino por la obtención del mayor número de votos afirmativos de entre los candidatos propuestos", detalla.
Así las cosas, las opciones de los grupos parlamentarios quedan reducidas al voto afirmativo ante alguno de los candidatos propuestos o la abstención ante todos ellos.
EN EUSKADI HA FUNCIONADO
Elorza recuerda que la experiencia del Parlamento vasco, desde su inicio con un alto grado de multipartidismo, ha demostrado que no se han producido situaciones de bloqueo en la investidura y que tampoco ha habido un exceso de aspirantes, pues en la mayoría de las legislaturas ha sido propuesto un único candidato y en un número muy limitado de ellas han sido dos los candidatos propuestos.
Eso sí, la propuesta del diputado vasco supone cambiar la Constitución en un título fundamental como el de la Corona, lo que supone una reforma reforzada que exige referéndum, disolución de las Cortes y ratificación por el nuevo Parlamento.
La proposición está en manos de la dirección del Grupo Socialista que encabeza Antonio Hernando, que será la que diga si apuesta o no por registrarla en el Congreso para su tramitación.