Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos altos cargos del Gobierno de Aznar y los exsecretarios de UGT-A y CCOO-A, investigados en el caso de los ERES

Dos altos cargos del Gobierno de Aznar y los exsecretarios de UGT-A y CCOO-A, investigados en el caso de los ERESEFE

La juez María Núñez Bolaños, que investiga el caso de los ERE irregulares, ha abierto una nueva pieza separada en relación con las ayudas sociolaborales por valor de más de 40 millones de euros concedidas durante la crisis de la minería de la Faja Pirítica de Huelva y ha incluido como investigados a dos ex altos cargos que formaban parte del Gobierno de José María Aznar en 2003, a seis ex altos cargos de la Junta y a los ex secretarios generales de UGT-A, Manuel Pastrana, y de CCOO-A, Francisco Carbonero.

En un auto fechado el día 26 de junio, al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada abre esta pieza separada de los ERE contra un total de 25 personas, entre ellas la ex secretaria general de Empleo y la ex directora general de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Carmen de Miguel García y Soledad Córdova Garrido, respectivamente.
Asimismo, y por las ayudas concedidas en el año 2003 a los trabajadores de diversas compañías mineras de la Faja Pirítica, la juez acuerda investigar a los exconsejeros de Empleo, José Antonio Viera y Antonio Fernández; al exviceconsejero del ramo, Agustín Barberá, y a los ex directores generales de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, Daniel Alberto Rivera y Juan Márquez, además de a diez sindicalistas, cinco trabajadores incluidos como 'intrusos', un abogado y un mediador de seguros.
La instructora considera que Carmen de Miguel y Soledad Córdova habrían cometido un presunto delito de prevaricación en concurso con uno de malversación de caudales públicos "por conocer y permitir la inclusión de individuos que no reunían las condiciones necesarias marcadas por la propia Administración para ser receptores de las subvenciones".