Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

NNGG dice al PSOE que hay que "demostrar" que se aplica la ley ante el referéndum antes de hablar de "cualquier reforma"

El presidente de las Nuevas Generaciones del PP (NNGG), Diego Gago, ha reaccionado este viernes a la propuesta del PSOE de formar una comisión de estudio en el Congreso para debatir una reforma constitucional antes del referéndum del 1 de octubre, y ha recomendado que "primero hay que demostrar el cumplimiento de la normativa fundamental" y de la Constitución.
En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, Diego Gago se ha mostrado a favor de "cualquier dialogo" pero ha matizado de "primero hay que garantizar" el cumplimiento de la ley. Así, ha recalcado que, una vez finalice el "procedimiento que no se va a cumplir", en referencia al referéndum catalán, se "dará pie" a un estudio "a largo plazo y más tranquilo".
En este sentido, preguntado por las críticas que el Gobierno está recibiendo por parte de algunos sectores independentistas por la huelga del aeropuerto El Prat (Barcelona), Gago ha criticado que "algunos" lo estén "aprovechando para vender su libro ilegal". "Lo importante --ha dicho-- es que todas las partes ayuden a establecer un diálogo".
VENDIENDO INDEPENDENTISMO EN EL PRAT
"Se aprovechan del sufrimiento de las personas para hacer política", ha aseverado, y ha añadido que "lo único" que consiguen con actuaciones como estas es perder "apoyo" en cuestiones como el referéndum.
Teniendo que elegir entre si empeora más la imagen de España la huelga en El Prat o los ataques de la organización juvenil anticapitalista Arran, cercana a la CUP, el presidente de las NNGG ha matizado que "cualquiera de las dos son muy perjudiciales", aunque ha recalcado que los ataques de Arran están teniendo "efectos colaterales" en más comunidades autónomas.