Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moral Santín dice que las visas nacieron para compensar la dedicación y no como una "fórmula de pillaje"

El abogado del exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín, ha manifestado en la fase de conclusiones del juicio de las 'black' que lejos de tratarse de "una fórmula de pillaje", como expuso el Ministerio Público, las tarjetas nacieron para premiar a sus beneficiarios por el esfuerzo y dedicación a la caja.
"Todos los consejeros aparte de ser miembros del Consejo lo eran de otra serie de sociedades vertebradas por el grupo de Caja Madrid. ¿Ustedes piensan que de haber creído que se llevaron retribuciones de 25.000 o 50.000 euros al año, no lo podían haber acreditado como miembro de otras corporaciones no sometidas a la Ley de Cajas? ¿De verdad creen que tan torpes pueden haber sido?", ha cuestionado.
Al igual que lo expuesto por gran parte de los 65 exaltos cargos y directivos de la caja extinta que se sientan en el banquillo de los acusados, el letrado José Antonio Jiménez Gutiérrrez ha asegurado que las tarjetas no eran entendidas únicamente para gastos de representación sino también como una retribución, algo de lo que "no cabe ninguna duda" porque así se estipula en los acuerdos.
El también letrado de Francisco Baquero y Pedro Bedia ha dicho que es una tesis que comparten los peritos que comparecieron ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de Lo Penal y quienes alegaron, según su versión, que en el supuesto de que no se presente justificación de gastos en el uso de la tarjeta, "se está hablando de retribución", conforme lo estipula la legislación fiscal.
También ha expuesto que las decisiones adoptadas en relación con las 'black' se tomaron por los órganos competentes, en contrapunto a la versión de las acusaciones que defendieron que las decisiones relativas a las mismas se tendrían que haber acordado en la asamblea de la caja.
ABSOLUCIÓN DE LOS ACUSADOS
El letrado de Moral Santín, que gastó 456.522 euros con su visa en calidad de consejero en la caja por Izquierda Unida, se ha remitido a las actas del 24 de mayo del Consejo de Administración en las que se acuerda el nacimiento de estas tarjetas presuntamente opacas y con las que sus beneficiarios cargaron compras por valor de 12,5 millones de euros entre 2003 y 2012.
"Lo que sí sabemos es que Jaime Terceiro (presidente de Caja Madrid en 1988) quería huir de las facturas y llevar otro término más preciso y exacto, aunque en realidad lo que estaba haciendo era eliminar la fórmula de reembolso de gastos", ha dicho en esta décimo octava sesión de juicio.
El letrado de Moral Santín, Baquero y Bedia ha pedido la absolución de los exconsejeros en el juicio al igual que han hecho previamente las defensas de los expresidentes Miguel Blesa y Rodrigo Rato, quienes han denunciado que se ha hecho un juicio moral y paralelo en el que se les ha "cortado la cabeza" antes de ser juzgados.
También se ha referido a la prueba pericial estrella de Bankia --que ejerce la acusación particular-- consistente en una hoja Excel que incluye el desglose de gastos de los 65 encausados, la mayoría de los cuáles eran para asuntos personales. Sobre éste asunto ha dicho que es un documento sin garantías y por tanto esto afecta a su credibilidad. "Son pruebas inválidas", ha sentenciado.
La presidenta del tribunal, la magistrada Ángela Murillo, ha suspendido la sesión de este viernes, mismo día en que estaba previsto que terminara el juicio. No obstante se reanudará el próximo día 21 para continuar con la exposición de los informes finales por parte de las defensas de los acusados, a quienes se les imputa delito continuado de apropiación indebida y administración desleal.