Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monedero y Baltasar Garzón exponen cómo el neoliberalismo "desgasta" la democracia

El politólogo y exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero y el exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón han expuesto que la corriente ideológica y económica del neoliberalismo "desgasta" la democracia.
Monedero y Garzón han participado este miércoles en la mesa redonda '¿Están siendo los Derechos Garantes de la Democracia?' donde también han intervenido el exministro de Justicia de Brasil José Cardozo; el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Roberto Caldas; y el profesor de la Universidad de Barcelona y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello.
En un evento que ha tenido lugar en la sede de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo bajo el marco del seminario 'Capitalismo neoliberal, democracia sobrante', Monedero ha señalado que durante el siglo XX las dos tradiciones existentes, la liberal, que defiende "el individualismo y la libertad negativa", y la democrática, que se apoya "en la libertad, la soberanía popular y la justicia", se han mezclado entre sí "hasta desarrollar un modelo de sociedad donde cada tradición potenciaba a la otra".
En este sentido, el exmiembro de Podemos ha indicado que siempre que hay una crisis en el "cíclico" sistema capitalista, la tradición liberal aprovechaba la circunstancia para "asaltar los principios democráticos". Continuando esa línea, ha recalcado que en la crisis actual el neoliberalismo "que responde a la tradición liberal ha logrado que los principios de legitimidad de los valores democráticos hayan quedado vacíos".
De esta manera, Monedero ha advertido que el neoliberalismo se ha convertido actualmente "en el sentido común donde la sociedad se percibe como un mercado y cada persona como una empresa que compite con otras personas". Por ello, "la ley se considera justicia y la rentabilidad es la medida de todas las cosas", ha apostillado.
Por su parte, Garzón ha lamentado que el Derecho en la actualidad esté siendo utilizado para legitimar algo "que no es democrático", como es "su uso hegemónico para aprobar medidas que no benefician a la generalidad de los ciudadanos sino a una élite".
En este aspecto, el que fuera juez de la Audiencia Nacional ha apuntado que esta nueva deriva del Derecho "lima la garantía judicial de los Derechos Humanos en pro de los intereses de las corporaciones", como puede ser el caso de "la expropiación en Chile de tierras a los indígenas mapuches para cedérselas a grandes multinacionales".
Finalmente, el edil Gerardo Pisarello ha señalado que el neoliberalismo "se ha encargado de fragmentar la sociedad y destruir a los sujetos colectivos para minar la soberanía popular", algo que se puede combatir "desde abajo" construyendo "primero una soberanía próxima desde lo local para luego seguir avanzando". Por otro lado, Cardozo ha reseñado que los tres pilares del Estado de Derecho están en crisis y que la separación de poderes y el principio de legalidad "están supeditados al poder ejecutivo", con la soberanía "afectada por la globalización".