Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moncloa enmarca en la cortesía y la prudencia y felicitación de Rajoy por la victoria de Trump, criticada por el PSOE

Alega que cuando habló de 'buscar juntos la prosperidad' estaba rechazando "toda forrma de discriminación"

Moncloa enmarca en la cortesía política y diplomática y en la prudencia la felicitación que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dirigió el pasado 9 de noviembre al candidato republicano y ya nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por su victoria en las elecciones presidenciales de ese país. Aquel telegrama fue cuestionado por el PSOE al considerarlo demasiado tibio.
En su telegrama, Rajoy puso en valor la "vitalidad" de la democracia estadounidense, le expresó su "más alta consideración y estima" y manifestó su convencimiento que durante su mandato Estados Unidos y España, "socios y aliados estratégicos", lograrán fortalecer sus relaciones bilaterales en todos los ámbitos "buscando el bienestar y la prosperidad" de sus compatriotas.
En cambio, el PSOE expresó su preocupación por la victoria del candidato republicano y vio muy tibio el telegrama de Rajoy. en ese contexto, la diputada del PSC Meritxell Batet registró una pregunta en el Congreso la que planteaba al Gobierno si veía "adecuado" que Rajoy felicitara a Trump "sin recordarle" que las relaciones entre ambos países deben fundamentarse en el respeto al derecho y la dignidad de las personas, con independencia de su origen, raza, religión o sexo, como hicieron otros primeros ministros europeos.
Asimismo, la socialista catalana preguntaba si ese mensaje de Rajoy anunciaba una línea de política exterior "sumisa y conformista" con la Administración Trump.
En su respuesta, recogida por Europa Press, el Gobierno explica que la felicitación de Rajoy a Trump responde a criterios básicos de "cortesía política y diplomática internacionales" que suelen seguir España y otros Estados miembros de la UE.
ESTADOS UNIDOS, "UN PAÍS AMIGO, ALIADO Y SOCIO FUNDAMENTAL"
En el caso concreto de Estados Unidos, esta felicitación, continúa el texto, obedece también a un "prudente y legítimo deseo" del Gobierno de que España siga manteniendo unas relaciones "buenas y provechosas" con sus diferentes aliados y socios, de defender los intereses presentes y futuros de España en Estados Unidos y de trabajar conjuntamente con el nuevo presidente de "un país amigo, aliado y socio fundamental para España en muchos aspectos".
Además, el Ejecutivo recalca que el mensaje de Rajoy hace una referencia a "la búsqueda del bienestar y prosperidad de los ciudadanos de ambos países", lo que, según apunta, "incluye el respeto a la dignidad de las personas y el rechazo de cualquier forma de discriminación o violación de los Derechos Humanos". "No hay bienestar ni prosperidad si no se respetan las reglas del juego democrático y se destierra toda forma de discriminación", apostilla.
DEFIENDE EL SISTEMA DEMOCRÁTICO DE EEUU
Dicho esto, el Gobierno subraya al PSOE que la victoria de Trump fue el resultado de un proceso electoral "democrático, libre, transparente" y conforme al ordenamiento jurídico interno de un Estado "democrático y de derecho" como son los Estados Unidos.
"Y así se desprende, entre otros, del Informe preliminar de conclusiones presentado por la Misión de Observación Electoral Internacional llevada a cabo por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en las elecciones presidenciales y legislativas de Estados Unidos", añade.