Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un centenar de personas se manifiestan ante el Ministerio de Defensa

Un centenar de personas se manifiestan ante el Ministerio de Defensatelecinco.es

Miembros de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) se han concentrado este sábado ante el Ministerio de Defensa para protestar por el arresto de su presidente, el subteniente Jorge Bravo, "represaliado por hacer uso de su libertad de expresión" mientras criticaba los recortes en Defensa y pedir "un régimen disciplinario digno" que no cercene este derecho de los "ciudadanos de uniforme".

El acto, que ha sido autorizado por la Delegación del Gobierno, ha contado con el apoyo de otras organizacciones como la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM), la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policías (SUP), así como de movimientos como Democracia Real YA y el Movimiento contra la Intolerancia.
Además, el cartel con el que se animaba a acudir a la convocatoria, encabezado por el lema 'Por un régimen disciplinario digno que no arreste a la libertad de expresión. El 27 de abril ¡Todos a Madrid!' incorpora también el mensaje 'Sí se puede' de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).
En la concentración se ha leído un manifiesto de apoyo a Jorge Bravo, que se encuentra cumpliendo un arresto de un mes y un día desde el pasado 3 de abril por criticar los recortes en Defensa ante los medios de comunicación.
Pidió eliminar "gastos supérfluos"
Después de que el Gobierno decidiera eliminar la paga extra de los funcionarios, el presidente de AUME defendió que si se eliminaran "gastos superfluos" como festejos y actos públicos, se podrían evitar otros recortes en retribuciones a los militares.
El Ejército de Tierra consideró que sus palabras constituyeron "una conducta pluriofensiva", en la que "además de la disciplina", atacó "la incolumidad de los cauces reglados establecidos para dirimir procedimentalmente los conflictos en el ámbito castrense".
Éste es el segundo arresto que se le impone a Bravo por declaraciones a los medios. Ya se le castigó a un mes y un día por criticar en marzo de 2006 la gestión tras el accidente del helicóptero Cougar en Afganistán en el que murieron 17 militares.
Además, se le impuso otro arresto de un mes y diez días por asistir a una manifestación de guardias civiles en enero de 2007 en Madrid. Este arresto dio lugar a la primera manifestación de AUME, que tuvo lugar en noviembre de 2007. Entonces, los militares de paisano acudieron con una careta con la cara de Bravo con la boca tapada, para protestar por su sanción.
Una vez más, AUME ha animado a "todos los ciudadanos de uniforme, familiares y a la sociedad civil" a que se sumen al lema que presidirá la concentración y "deseen un régimen disciplinario digno" para los militares "que no arreste a la libertad de expresión y al derecho de asociación". El manifiesto que se lea en el acto será inmediatamente entregado en el Ministerio de Defensa.
Primera manifestación de militares durante el gobierno del PP
Esta ha sido la primera protesta convocada por AUME desde que el Partido Popular llegara a La Moncloa en noviembre de 2011. En la última legislatura, la asociación mayoritaria de militares organizó dos concentraciones para protestar por la Ley de la Carrera Militar y pedir un "reconocimiento pleno" de los derechos fundamentales y libertades públicas de los miembros de las Fuerzas Armadas.
Así, con la de este sábado ya son cuatro las concentraciones organizadas por AUME para protestar ante el Ministerio de Defensa, incluyendo las de noviembre de 2007, diciembre de 2009 y octubre de 2010.
Bravo, "muy pendiente" desde el centro disciplinario
Según ha explicado el portavoz de AUME, Bravo anució estaría "muy pendiente" de lo que ocurra. Se lo comunicarán después, ya que él no tiene acceso a teléfono móvil ni internet en el centro disciplinario de Colmenar Viejo donde se encuentra arrestado.
El arresto del subteniente finalizará en la noche del 2 al 3 de mayo. De esta manera, podrá asistir al próximo pleno del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas convocado con carácter extraordinario para el próximo 6 de mayo con el objetivo de que Defensa aclare cuáles son "los límites a la libertad de expresión".
La reunión fue solicitada por la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO), que ha expresado su apoyo a Bravo, pero que ha anunciado que no acudirá a la concentración. ASFASPRO y la asociación de tropa y marinería que sí irá forman parte junto a AUME del Consejo de Personal.
Las asociaciones consideran que los límites a la libertad de expresión deben ser los que marcan la Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas, que sólo prevé los "derivados de la salvaguarda de la seguridad y defensa nacional, el deber de reserva y el respeto a la dignidad". El régimen disciplinario, de 1998, aplica términos más restrictivos, que también se mantienen en el proyecto de reforma que ha presentado recientemente el Gobierno.
En el texto en vigor, se prevén castigos por "hacer reclamaciones, peticiones o manifestaciones contrarias a la disciplina; realizarlas a través de los medios de comunicación".