Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Blesa se suicidó y sus amigos lo sabían desde el principio

Este es Fermín Gallardo, amigo íntimo de Miguel Blesa y copropietario de Puerto del Toro, la finca donde el exbanquero se suicidó.  Este hombre cuenta las últimas horas con vida del exbanquero. Miguel Blesa llegó a la finca tarde, a las dos de la madrugada del miércoles.  Le enseñaron el cuarto y se acostó. La primera sospecha es que llevaba muy poco equipaje. "No traía más que una camisa y unos calzoncillos", dice Gallardo. Su actitud tampoco fue normal: Venirse a unas horas que no son normales. Tres veces que viene que no y viene". Otra cosa que tampoco era normal: que Blesa trajera su propia arma a la cacería. Probablemente "prefirió traerse su arma para no comprometernos a nosotros", dice este hombre. Durante el desayuno el expresidente de Caja Madrid también dijo otra cosa desconcertante.  Le pregunta a un amigo si no tiene el teléfono de su mujer. "por si tienes que llamarla", dijo Blesa. Se excusa y se levanta con el pretexto de mover el coche y ponerlo a la sombra. Estaban desayunando cuando sintieron el disparo. La autopsia confirmó ahora el suicidio. Una hipótesis clara para lo que pasaron con él las últimas horas.
"Podía haber habido un accidente. Un accidente que al abrir el maletero y sacar el arma se le hubiera disparado. Pero no:  El cogió el arma se fue delante del coche". Todos sus amigos sabían desde el principio que se había suicidado.