Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miembros de PSC y Unió presentan un movimiento de defensa del catalanismo pactista e "integrador"

Iceta, Duran y Espadaler acuden al acto de presentación de 'Puertas abiertas del catalanismo'
Miembros del PSC y Unió y personas sin afiliación política han presentado este lunes en sociedad el movimiento cívico 'Puertas abierta del catalanismo' que aspira a defender un catalanismo pactista e "integrador" con diálogo con el resto de España y alejado de las posiciones soberanistas.
En un acto en el espacio Francesca Bonnemaison de Barcelona ante unas 200 personas, han leído una declaración que reivindica un catalanismo plural y abierto, cohesionador desde la democracia y con "respeto al Estado de derecho y al principio de legalidad, diálogo y progreso".
"Las visiones reduccionistas de Cataluña y España, la polarización en el seno de la propia sociedad catalana, la unilateralidad y los enfrentamientos interesados no nos ayudarán a avanzar ni a satisfacer nuestras legítimas reivindicaciones colectivas", concluye el documento.
Han tomado la palabra el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu (PSC); el exlíder del PSC Pere Navarro; la excandidata socialista al Senado Erika Torregrossa; el exdelegado de la Generalitat en Madrid Jordi Cases (Unió), y el democristiano y exdirector de Catalunya Ràdio Fèlix Riera.
Aunque no han hablado, ha destacado la presencia en primera fila del actual líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta; del líder de Unió, Ramon Espadaler, y del exlíder de los democristianos y de CiU en el Congreso Josep Antoni Duran, alejado desde hace meses de la primera línea política.
INFLUIR EN LA GOBERNABILIDAD
Pere Navarro ha defendido el catalanismo que es capaz de sumar y no de dividir y ha asegurado que este movimiento político ha tenido una característica fundamental que es la "capacidad de influir" en la gobernanilidad del Estado, algo a lo que los soberanistas renuncian.
En el acto han aparecido recurrentes alusiones críticas, a veces veladas y a veces explícitas, contra el proceso soberanista, como la del exalcalde de Barcelona Jordi Hereu: "Que el espectáculo vacío que no transforma nada se vea de nuevo substituido por una acción seria de un país serio".
También Jordi Cases ha pedido afrontar los problemas actuales de Cataluña con el resto de España desde un espíritu de diálogo y transacción y ha criticado la supuesta astucia de la que hacen gala algunos, en referencia a los soberanistas, que se acerca peligrosamente "a la frontera del populismo".
Aseguran que no pretenden crear un nuevo partido político, sino un espacio de opinión para influir en la sociedad, y Fèlix Riera ha defendido el catalanismo como "un espacio abierto donde la ideología no triunfe en detrimento de la cohesión social".
El PROCESO: UN "ARTEFACTO"
También han intervenido personas sin una afiliación política de partido, como el abogado Leopoldo Gay, que ha dicho que la ley debe adaptarse a la realidad social, pero también que esta ley no puede romperse sin más: "La unilateralidad rompe la convivencia".
Otra crítica más directa al proceso soberanista ha sido la del también abogado Cristian Balcells, que lo ha calificado de "artefacto político" y de fórmula mágica que no da resultados concretos, sino que sirve para tapar una evidente pobreza en sus acciones, a su juicio.
Este movimiento está apadrinado por dos organizaciones, 'Tercera Vía' --próxima al PSC-- y 'Construïm' --próxima a Unió--, y el encargado de cerrar el acto ha sido el presidente de la primera, Mario Romeo, que ha defendido que a Cataluña no le convienen "ni el inmovilismo ni la unilateralidad".
Ha explicado que crearán un blog para aportar ideas de este catalanismo integrador propio de una sociedad "plural y diversa" como la catalana, y ha avanzado que 'Puertas abiertas al catalanismo' volverá a reunirse en los primeros meses de 2017.