Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Dales duro con los duros. Que la admiramos mucho"

Curiosa anécdota la que se ha registrado este miércoles por la tarde a las afueras de los juzgados de Sevilla. La juez del caso de los ERE fraudulentos de la Junta de Andalucía, Mercedes Alaya, ha recibido el cariño de algunos ciudadanos cuando se dirigía a un taxi tras abandonar la sede del Tribunal. "Dales duro con los duros. Que la admiramos mucho", le ha dicho una señora. Otra ciudadana, cámara en ristre, ha intentado fotografiar a la magistrada. Se da la circunstancia de que a Alaya se le ha puesto escolta policial tras ser abucheada e increpada por sindicalistas de UGT y CCOO la semana pasada en los exteriores de los juzgados.