Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Delegación eleva a 300 los inmigrantes que han asaltado la valla de Melilla

La Delegación del Gobierno ha tachado la avalancha registrada este martes sobre la valla de Melilla como "invasión" después de cifrar en 300 los inmigrantes que "en una avalancha coordinada y al unísono, asaltaron este mediodía la valla, sobre las 15,00 horas, a la altura del cauce del río de Oro".

Una portavoz de la institución gubernamental ha indicado que de resultas de "la invasión", dos guardias civiles de servicio en el perímetro fronterizo resultaron lesionados. "Uno de ellos, con un esguince en la rodilla y, el otro, con contusión en la mano izquierda", ha apuntado.
Asimismo, la citada fuente ha señalado que "se calcula que han podido acceder a la ciudad algo más de cien inmigrantes" y que "ninguno de ellos sufrió heridas graves" por causa del asalto a la valla. No obstante, ha indicado que cuatro fueron asistidos por contusiones leves.
La Delegación ha subrayado que "el asalto masivo merece la catalogación de invasión en toda regla, que en determinadas zonas de la ciudad, como el barrio de la Constitución, provocó la alarma de los vecinos, ante las carreras de inmigrantes descontrolados que se enfrentaban en actitud prepotente y agresiva a las fuerzas de seguridad".
Además ha destacado que como consecuencia de la invasión, el sistema anti-intrusión del perímetro fronterizo "ha resultado dañado en 40 metros del muelle antitrepa, que literalmente quedó aplastado". Esta parte de la valla que separa Melilla con Marruecos ya se está reparando.
La Delegación del Gobierno, según admite su portavoz, es consciente de la desesperación de los inmigrantes arraigados en el entorno marroquí que circunda a Melilla. No obstante, añade que "considera intolerable el asalto masivo sobre nuestra frontera que vienen protagonizando de forma recurrente".
Además, recuerda que "es necesario reflexionar sobre este tipo de inmigración irregular que ha transformado la entrada pacífica en nuestro territorio en una abierta demostración de fuerza".
La Delegación del Gobierno ha incidido nuevamente en "el papel espurio que juegan las mafias que embaucan y engañan a los inmigrantes, hasta llevarlos a la situación límite que deriva en los episodios que estamos viviendo". Por ello, ha subrayado una vez más que "no nos enfrentamos a un problema que afecte en exclusiva a Melilla, la vecina provincia marroquí de Nador, a España o Marruecos, sino al conjunto de la Unión Europea".
Más de trescientos inmigrantes entran en Melilla tras saltar la valla por segundo día