Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maroto (PP) espera una actitud "conciliadora" entre PNV y Gobierno central en materia presupuestaria

Advierte a los jeltzales que está en su mano "mantener una posición de moderación" y decidir "ser parte de la solución o del problema"
El vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, ha afirmado este viernes que espera que el PNV sea "parte de la solución y no parte del problema" en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado y de otras leyes, y ha defendido que está en manos de los 'jeltzales' "mantener una posición de moderación" para "poder entendernos en cuestiones que son importantes".
"Deseo que haya una actitud conciliadora por ambas partes, por parte del PNV y también por parte del Gobierno, para que podamos entendernos en materia presupuestaria y en otros asuntos", ha insistido.
En una rueda de prensa celebrada en Vitoria tras mantener una reunión con la Federación Española de la Infancia y la Familia-FEMY, Maroto se ha referido a la postura mantenida por el PNV tras un primer encuentro, esta semana, en el Congreso de los Diputados con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.
Maroto ha defendido que en esta legislatura "solo se aprobarán aquellas medidas, leyes y propuestas que sean consensuadas". "El gobierno tiene que entender, y así lo ha hecho desde el minuto uno, que solamente aquello que se acuerde podrá ser aprobado", ha insistido.
No obstante, ha defendido que esta situación, no solo afecta al gobierno de Mariano Rajoy, también a los partidos de la oposición. Por ello, ha señalado que "aquellos partidos que quieran ser parte de la solución y no del problema, tienen la posibilidad de ser protagonistas, de modificar las propuestas del gobierno".
"Esto afecta a todos los partidos y por su puesto al PNV. Si el PNV desea ser parte de la solución y no parte del problema, si el comportamiento del PNV es dentro de una posición de moderación, dentro de las reglas del juego con aportaciones y exigencias que en muchas ocasiones podemos compartir, entonces las vías de entendimiento, comunicación y pacto son posibles", ha subrayado.
En este sentido, ha explicado que desea que el PNV "sea parte de la solución y no parte del problema", y cree que "está en su mano mantener una posición de moderación entendiendo que hay diversidad de opiniones y que tenemos unos planteamientos políticos distintos pero que, siendo distintos, podemos entendernos en cuestiones que son importantes".
"Ese entendimiento creo que es el mandato de las urnas y en concreto, el mandato de la sociedad vasca donde el PNV tiene sus votos. Creo que los vascos son perfectamente conscientes de que sólo los políticos que pactan son útiles y yo suscribo esa opinión: solo los políticos que pactan, son útiles para la sociedad", ha defendido.
Por tanto, ha insistido en que el PNV "será útil para sus votantes si consigue que sus propuestas se incluyan a través del pacto". "Yo les invito a que hagan esa consideración. Tenemos tiempo para debatir y consensuar", ha reiterado.
Maroto ha expresado su deseo de que haya una "actitud conciliadora por ambas partes, por parte del PNV y también por parte del Gobierno, para que podamos entendernos en materia presupuestaria y en otros asuntos".
DISCURSO DEL REY
El diputado por Álava, también ha hecho referencia al acto de 'Apertura Solemne' de la XII Legislatura celebrado este pasado jueves en el Congreso de Diputados.
Preguntado sobre la actitud de los diferentes partidos políticos ante el discurso del Rey, Maroto ha defendido que el discurso de Felipe VI fue "muy completo y realista" porque "abordó de manera muy amplia los problemas y dificultades que ha tenido y tiene la sociedad española y que seguramente va a seguir teniendo".
Frente a este discurso "sereno, completo y realista", cree que el Congreso de los Diputados tuvo una "reacción doble", porque "una inmensa mayoría de diputados de diferentes sensibilidades, todas ellas respetables, mantenían una posición de moderación", mientras que "otra parte, que es minoritaria pero que fue notoria, mantenía una posición de extremismo".
"Creo que eso va a marcar el inicio de la legislatura pero también el discurrir de los próximos años en el Congreso de los Diputados. Hoy en España, la diferencia fundamental entre partidos políticos, ya no es el centro izquierda o el centro derecha sino la moderación que representa el PP principalmente, y el extremismo de quienes quieren desde el populismo y la radicalidad, cambiar un sistema hasta el punto de que no sea reconocible", ha lamentado.
Para Maroto, el problema está en que "el populismo no aporta soluciones" y ha defendido que en el Congreso de los Diputados, "el que mejor oposición hace no es el que más insulta, el que más grita o el que más escraches hace, ni el que más manifestaciones convoca; hoy en el congreso de los diputados, los partidos que mejor hacen oposición son aquellos que tienen una propuesta y son capaces de consensuar y modificar las propuestas del gobierno".
En este sentido, ha afirmado que "el extremismo de los partidos que ayer quisieron evidenciar esa situación de confrontación, no solo no reflejan la sensación mayoritaria en el conjunto de España sino que no aportan soluciones". "De momento, solo vemos mucha foto, mucho ruido, mucho grito y poca solución", ha insistido.
"NO CONDUCE A NADA"
Asimismo, ha lamentado las actitudes hacia el Rey porque "el Congreso debe ser un espacio plural, de diversidad, de debate, a veces vehemente, pero también de consenso". "Creo que los diputados que ayer permanecieron sentados en silencio o haciendo aspavientos con banderas o camisetas, no están por esa labor de debatir, consensuar y pactar, están por otra cosa distinta que creo que no conduce a nada", ha criticado.
Por último, ha subrayado que "todos los diputados están en las Cortes porque España ha avanzado en estos últimos 40 años de una forma muy notable, reconocida por todos dentro y fuera de nuestro país, y ha sido gracias a un sistema de monarquía parlamentaria".
Negar la realidad, ponerse en contra de un sistema que ha proporcionado tantas ventajas al conjunto de los españoles, creo que es ponerse contra los españoles y no reconocer el sistema que les ha permitido tener representación en la propia Cámara. Esto es mucho más importante de subrayar que la propia fotografía del comportamiento personal de algunos diputados", ha concluido.