Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy afirma que quiere para el pueblo griego lo mismo que para el español

En rueda de prensa tras la cumbre para impulsar las interconexiones energéticas europeas, Rajoy ha asegurado que España no ha sido más exigente que otros países a la hora de reclamar el cumplimiento de sus compromisos al nuevo Gobierno griego a cambio de desbloquear la ayuda financiera prevista, ya que ha adoptado la misma decisión que el resto de países europeos.

"Queremos que Grecia crezca, que cree empleo y que cumpla sus compromisos", afirmó Rajoy , quien reconoció que no le gustó la "acusación" formulada por el presidente griego, Alexis Tsipras -a quien no citó expresamente- contra la postura adoptada por España y Portugal, al considerar que está "fuera de lugar".
"Todas las decisiones que España adopte serán en beneficio de la UE", subrayó Rajoy, para destacar que lo que vaya bien a países como Portugal, Francia o Grecia "nos va bien a todos". Por ello, ha abogado por "mantener las formas y cumplir los compromisos".
"La posición del Gobierno español es tener las mejores relaciones posibles con nuestros aliados, entre ellos Grecia. Quiero que le vaya muy bien. Mis mejores deseos para el pueblo griego", ha enfatizado.
Tras señalar que el país heleno ha pasado por muchas dificultades, como otros países europeos, ha recordado que el proceso de construcción europea es "histórico", porque los países que se han sumado al club comparten los mismos valores y principios".