Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que si la UE avanza en la unión bancaria, las previsiones de España mejorarán

Hollande recibe a Rajoy en el ElíseoEFE/IAN LANGSDON

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que si la Unión Europea avanza en la integración bancaria, fiscal y política que se decidió en la cumbre europea de junio y se solucionan los problemas de liquidez de la zona euro de forma clara y entendible, las previsiones que ha realizado el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre España mejorarán. Durante la rueda de prensa conjunta con el presidente de Francia, François Hollande, tras la cumbre bilateral que ambos mandatarios han celebrado en París, Rajoy aseguró que si Europa es capaz de avanzar en la senda marcada en la cumbre europea de junio "se habrá avanzado para que la realidad sea mucho mejor que las previsiones de algunos organismos internacionales".

El jefe del Ejecutivo reconoció que las estimaciones del FMI "no son satisfactorias" ni para España ni para ningún otro país de la UE, y afirmó que el objetivo del Gobierno será "que no se cumplan" y que se cumplan las que ha realizado el Ejecutivo español. De hecho, señaló que para 2012 es "probable" que la estimación inicial que hizo el Gobierno de caída del PIB del 1,7% finalmente sea mejor.
Por último, apuntó que las previsiones del FMI sirven para que los estados de la UE sean conscientes de que deben adoptar dos tipos de medidas, control del déficit y reformas estructurales, y en el caso de Europa, avanzar en las reformas estructurales, en la resolución de los problemas de liquidez de la Eurozona y en la unión bancaria, fiscal y política.
Por su parte, François Hollande incidió en la necesidad de aplicar las decisiones adoptadas en junio, controlar el déficit y aplicar políticas para fomentar la competitividad y para que el crecimiento en el futuro sea "muy distinto" de lo que recogen las previsiones del FMI en el contexto actual.
"El FMI hace sus proyecciones partiendo del contexto actual y los responsables políticos deben cambiarlo porque si no, hoy será como ayer y mañana como hoy", aseguró Hollande, quien incidió en que para lograr un mayor crecimiento en 2013 lo primero que hay que hacer es "restablecer la confianza".
La unión bancaria, cuyo primer paso es convertir al Banco Central Europeo (BCE) en supervisor único, es un "objetivo fundamental" para España, según fuentes oficiales. Se trata de la condición previa para que el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros prometido por el Eurogrupo no compute como deuda pública.
Tanto el pacto de crecimiento, que prevé movilizar 120.000 millones de euros en inversiones a corto plazo para reactivar la economía, como la unión bancaria se acordaron en el anterior Consejo Europeo de finales de junio. Sin embargo, Alemania, Finlandia y Holanda han cuestionado posteriormente estos acuerdos. Rajoy y Hollande pedirán en la cumbre del 18 y 19 de junio que se respete.
Los dos mandatarios han coincidido también en reclamar que se mantenga el presupuesto para la política agrícola común en el próximo marco financiero de la UE para el periodo 2014-2020. España y Francia son los dos principales beneficiarios de estas ayudas, mientras que Reino Unido y los países nórdicos reclaman que se recorten. La presidencia chipriota pretende alcanzar un acuerdo en una cumbre extraordinaria convocada para el 22 y 23 de junio.
Colaboración con ETA
La cumbre hispano-francesa ha servido además para constatar el "excelente momento" de cooperación entre los dos países en la lucha contra ETA. Los dos ministros del ramo, Jorge Fernández Díaz y Manuel Valls, han coincidido en que "se mantendrá la vigilancia y la guardia alta" frente a la banda terrorista. También se ha firmado un acuerdo de colaboración en materia de lucha contra la droga.
En cuanto a las infraestructuras, España y Francia han confirmado el objetivo de que la conexión ferroviaria de alta velocidad entre Figueras y Perpiñán empiece a funcionar durante el primer semestre de 2013. También se han comprometido a acelerar las obras del corredor ferroviario atlántico y de la autopista del mar Vigo-Nantes.
Por lo que se refiere a la política exterior, Madrid y París coinciden en su preocupación por la situación en el Sahel y defienden una mayor implicación de la UE.
Aprovechando el buen momento que atraviesan las relaciones entre España y Francia, Rajoy y Hollande se han comprometido a recuperar el carácter anual de las cumbres bilaterales, la última de las cuales se celebró en 2009. En la reunión de este miércoles entre los dos presidentes ha estado presente también el primer ministro galo, Jean Marc Ayrault.