Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy asegura que al final de la legislatura "habrá crecimiento y crearemos empleo"

Rueda de prensa Rajoy y Kenny. Foto: telecinco.escuatro.com

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado que "si seguimos perseverando y Europa sigue dando pasos en la buena dirección, al final de esta legislatura no tendremos desequilibrios económicos, habrá crecimiento y crearemos empleo".  Ha indicado que "las previsiones se pueden cambiar", al tiempo que ha subrayado que "es mejor explicar la realidad que no hacer castillos en el aire".

En su primera comparecencia tras conocerse que el número de parados ha superado los 6,2 millones de personas en España y después del anuncio de nuevas medidas económicas realizado el viernes por el Gobierno, Rajoy ha afirmado que el Ejecutivo "sabe a dónde va", y ha pedido "paciencia" argumentando que la reducción del déficit, las reformas y la reestructuración del sistema financiero "no se hacen de un día para otro".
Rajoy ha hecho estas declaraciones tras reunirse en Granada con el presidente de turno de la UE, el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny. En su intervención, el presidente del Gobierno se ha centrado en defender el trabajo realizado hasta fecha, donde la prioridad del Ejecutivo ha sido, según él, "corregir los grandes desequilibrios".
   Como prueba de que está convencido de que el rumbo del país es el correcto, Rajoy ha dicho que ni está planteado ni va a hacer ningún cambio en un Ejecutivo del que ha destacado su "esfuerzo, pundonor y coraje".
Datos del paro y subida de impuestos
   El presidente del Gobierno ha dicho que es "absolutamente consciente de que el problema más importante" es el desempleo, que la semana pasada superó los seis millones de parados. "No trabajamos ni tomamos decisiones que no tengan otro objetivo que la creación de empleo", ha asegurado.
   Rajoy se ha referido a las últimas medidas aprobadas el pasado viernes por el Consejo de Ministros y ha defendido que lo que él dijo 48 horas antes fue que no volvería a subir el IRPF o el IVA. "Haremos todo lo que esté en nuestra mano para bajar el IRPF", ha indicado Rajoy al tiempo que ha insistido en que las "cosas llevan su tiempo", por lo que ha pedido "un poquito de paciencia".
   El jefe del Ejecutivo ha señalado que es consciente de que los "avances" en la economía "todavía no los ve la gente", pero ha repetido en que, no obstante, "mantendrá" su política económica porque es la que llevará al crecimiento económico y a la creación de empleo.
   En este sentido ha justificado la rectificación de las previsiones aprobadas en el último Consejo de Ministros alegando que otros países de Europa también lo han hecho. "Son muy conservadoras y para ser creídas, con el objetivo de superarlas y de que las cosas vayan mucho mejor", ha señalado.
Corregir los desequilibrios
   Se ha referido a la reducción del déficit siguiendo el programa fijado desde Bruselas, llegándose a preguntar si hay otros países que hayan conseguido una rebaja como la llevada a cabo por España. "Me gustaría tener un déficit cero", ha comentado antes de señalar que España tiene que rebajar el déficit hasta el 6,3 por ciento. "Si las cosas se hacen por una senda más tranquila puede repercutir en crecimiento y más empleo", ha añadido.
   Entre los aspectos positivos corregidos por su Ejecutivo, Rajoy también ha citado que la inflación termine este año "muy poco" por encima del 1 por ciento, lo que hará "mucho más competitiva" a la economía española, o que la balanza de pagos sea positiva, algo que "no había ocurrido en muchísimos años".
   "Cada vez habrá menos recesión y llegaremos al crecimiento económico, pero es imposible crecer y crear empleo si no superamos los grandes desequilibrios que aún tiene la economía española", ha resumido Rajoy, que ha puesto de ejemplo del buen hacer de su Gobierno el hecho de haber dejado atrás un "año muy difícil" con la prima de riesgo por encima de los 600 puntos básicos.
   En clave europea, Rajoy ha coincidido con el primer ministro irlandés en que es prioritario avanzar en la unión bancaria para demostrar la "irreversibilidad del euro". "Tenemos que demostrar que vamos en serio para que todos nos tomen en serio", ha defendido.