Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy vende en México la recuperación económica de España

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vendido en Veracruz (México) la recuperación económica de España ante un grupo de empresarios iberoamericanos, a quienes ha expuesto los resultados de las reformas estructurales implantadas por su Gobierno en los últimos dos años y que han permitido que España vuelva a ser "un magnífico país de oportunidades para invertir".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , ha vendido este domingo en Veracruz (México) la recuperación económica de España ante un grupo de empresarios iberoamericanos, a quienes ha expuesto los resultados de las reformas estructurales implantadas por su Gobierno en los últimos dos años y que han permitido que España vuelva a ser "un magnífico país de oportunidades para invertir".
En un panel del X Encuentro Empresarial que se celebra cada año de manera previa a la Cumbre Iberoamericana, Rajoy ha dedicado el grueso de su intervención a destacar el cambio que ha experimentado la situación económica española desde 2012, cuando algunos países le "exigían", ha confesado, que pidiera el rescate.
En la cumbre del G-20 celebrada en Los Cabos (México) en 2012, algunos líderes estaban "empeñados" en que España pidiera una línea de crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI), ha revelado. "Todo el mundo debatía cuándo iba a ser rescatada España, cuando iba a salir del euro o cuando el euro iba a saltar hecho añicos", ha recordado.
Dos años después, en la reciente cumbre del G-20 que tuvo lugar en Brisbane (Australia), invitaron a Rajoy a introducir una ponencia sobre "cómo las reformas estructurales pueden llevar al crecimiento económico", ha presumido. Y es que el jefe del Ejecutivo ha reivindicado que "las buenas políticas" para generar crecimiento son aquellas que ponen en marcha reformas estructurales para "liberalizar" y "flexibilizar", combinadas con políticas de control del déficit y deuda públicos.
Eso sí, Rajoy ha recordado ante su auditorio que a España también le afecta "lo que se haga en Europa". Por eso ha precisado que la UE tiene que trabajar aún en una "mayor integración económica" que complete la "unión energética" y cree un verdadero mercado único digital. También sería bueno, ha dicho, que decidiera si da al Banco Central Europeo un papel más amplio, más allá de controlar la inflación, o que apostara por una mayor inversión pública.
En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo ha estimado posible que España crezca en 2015 por encima del 2 por ciento, convirtiéndose por segundo año consecutivo en el país de la zona euro con mayor crecimiento económico y que más empleo crea.
En el auditorio que ha escuchado a Rajoy figuraban, entre otros, Carlos Slim Domit, hijo del magnate mexicano del mismo nombre y presidente del Consejo de Administración del gigante de las comunicaciones Telmex, así como empresarios españoles como los presidentes de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán o Inditex, Pablo Isla.