Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy llama a votar el 27S para poner fin "a la división" y la "discordia" creada por Mas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que las catalanas que se celebrarán el próximo 27 de septiembre son unas elecciones "importantes" y ha llamado a los ciudadanos a acudir a las urnas para "poner fin" con la "división", la "confrontación" y la "discordia" creada en esta legislatura por el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

"Son unas elecciones importantes y hay que votar", ha dicho Rajoy en declaraciones a los periodistas tras visitar el Ayuntamiento de La Palma del Condado (Huelva), acompañado por el presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, y el vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos del PP, Javier Arenas, entre otros.
El jefe del Ejecutivo ha señalado que ha costado "mucho sacrificio" salir de la crisis y "ver la luz al final del túnel" como para que ahora la "actuación irresponsable" de Artur Mas lleve a "destruir" esa mejoría económica. Según ha dicho, el Gobierno catalán se ha dedicado en esta legislatura a "echarle la culpa" a los demás y no ocuparse de los problemas que interesan a los catalanes.
Son unas autonómicas, "para que nadie se llame a engaño"
Aunque ha admitido que el presidente de la Generalitat "tiene derecho" a convocar elecciones y disolver el Parlamento catalán, Rajoy ha criticado que sea la "segunda vez en muy poco tiempo" que adelanta los comicios. También le ha reprochado que intentara celebrar "un referéndum ilegal" el pasado 9 de noviembre.
En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo ha querido dejar claro que el 27 de septiembre habrá unas elecciones autonómicas en las que se elegirá al nuevo Parlamento de Cataluña. "Para que nadie se llame a engaño y no se juegue con la voluntad de la gente", ha apostillado.
En este punto, ha insistido en el mensaje de que son unas elecciones "importantes" y hay que "decir a todo el mundo que hay que votar" con el fin de que el 27 de septiembre "sirva para iniciar un proceso que ponga fin a la división creada y a la confrontación que se ha querido promover entre ciudadanos de Cataluña". "No podemos seguir con esta situación durante mucho más tiempo", ha lamentado.
Tras criticar que se quiera "obligar a la gente" a elegir entre ser catalanes, españoles y europeos, ha subrayado que hay que acabar con la "confrontación" para "trabajar todos integrados y de manera conjunta" con el objetivo de resolver los problemas reales que preocupan a los ciudadanos de Cataluña.
Artur Mas se ha dedicado a "echar la culpa a los demás"
"Se ha dedicado todo el tiempo en esta legislatura a confrontar, dividir, no asumir responsabilidades y echar la culpa a los demás que no vivimos en Cataluña", ha manifestado, tras recordar que su Ejecutivo a lo largo de esta legislatura ha tomado decisiones "muy importantes" para evitar la "quiebra" de las cuentas públicas de Cataluña y lo seguirá haciendo en el futuro.
A las puertas de una dura campaña electoral en Cataluña, el presidente del Gobierno ha recalcado que "nadie va a romper España de ninguna de las maneras" ni va a "deshacer los vínculos" que tienen los ciudadanos de Cataluña con el resto de España. "Nadie va a convertir a los ciudadanos de Cataluña en extranjeros en su propio país que parece que es lo que pretenden algunos", ha aseverado.
Es más, ha asegurado que "nadie va a hurtar" a los catalanes de su triple condición de "catalanes, españoles y europeos", que, a su juicio, les "enriquece de verdad". Igualmente, ha subrayado que no se va a "empobrecer" a los catalanes ni va a permitir que la "inestabilidad" que generan las decisiones del Gobierno catalán afecte a la recuperación económica. "Ésa es la posición que voy a mantener mientras sea presidente del Gobierno de España", ha afirmado rotundo.
LA soberanía nacional, una cuestión de todos los españoles
Después de que Artur Mas haya defendido que una mayoría absoluta de diputados de las fuerzas independentistas es suficiente para avanzar hacia la independencia, Rajoy ha manifestado de nuevo que el 27 de septiembre "no se puede decidir sobre la ruptura de España" porque lo que sea el país "lo tienen que decidir todos los españoles".
El jefe del Ejecutivo ha indicado que lo que "sí que se puede decidir" en esos comicios es "terminar de una vez" con la etapa de "división" que ha generado el presidente de Cataluña. Además, ha preguntado que, en un momento en que hay recuperación económica y se avanza hacia más integración en la UE, "cómo se puede decir ahora a los catalanes que se van a ir de Europa".