Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Marea dice que privatizar servicios abre la puerta a la corrupción y Montoro le responde que "eso es pasado"

En Marea ha acusado al Gobierno de impulsar un modelo municipal de privatización de servicios públicos, de promocionar "el negocio de unos pocos" y de abrir así la puerta a la corrupción, a lo que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le ha respondido que "eso son cosas del pasado".
"Han venido a esta Cámara a destiempo, a criticar lo que ya no existe, es problema de actualizarse, échele un poquito de imaginación", le ha dicho el ministro al diputado Antonio Gómez-Reino, de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, quien le ha reclamado en el Pleno de control al Gobierno en el Congreso que dé autonomía a los ayuntamientos para invertir superávit y contratar personal.
El diputado ha señalado que el Ejecutivo fomenta las privatizaciones de servicios municipales y ha asegurado que cuando la prestación no es pública los precios suben: el agua es 9 euros más cara por habitante de media, la limpieza 12 euros y la gestión de residuos, 11 euros, según datos del Tribunal de Cuentas, ha dicho. "¿A dónde va ese dinero?", le ha preguntado.
Gómez-Reino ha concluido que esta forma de gestión es más cara, ofrece peores servicios y abre "la puerta a la corrupción que ustedes conocen bien", y ha defendido la gestión distinta que en su opinión realizan municipios en cuyo gobierno participa Podemos, como Madrid, Barcelona o Coruña, "que han recuperado la dignidad de lo público".
"Y que han servido para colocar a los suyos. Se le ha olvidado", le ha replicado Cristóbal Montoro. El ministro ha asegurado que ninguna ley impone o impulsa la privatización de servicios y que lo que el Gobierno trató en 2012 con la reforma local o la Ley de Estabilidad fue abrir vías a la financiación de prestaciones y el pago de proveedores a los que los ayuntamientos debían dinero.
Sobre la corrupción a la que apuntaba el diputado, Montoro le ha asegurado que los casos que se conocen ahora vienen del pasado porque "no se está dando prácticamente ni un solo caso en el momento actual, con independencia de quien gobierne". "Son cosas del pasado", ha concluido el ministro.