Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Marea echa en falta una mirada a "la Galicia real" de Feijóo, a quien ve "cansado" de su función

Subraya su "mala gestión" y resume sus promesas de empleo en volver a los datos de 2009 pero con "más precariedad" laboral
El portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, ha lamentado este martes la ausencia de "la Galicia real" del discurso de investidura de Alberto Núñez Feijóo, a quien ve "cansado" de ser presidente de la Xunta "seguramente" por tener "la vista puesta en otras expectativas personales, profesionales o políticas".
Al término de la intervención de Feijóo, en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara, Villares ha incidido en que detectó "un agotamiento completo" en su discurso, plagado de "una repetición de promesas incumplidas" pero "con menos ansia, si cabe" de ponerlas en marcha.
Así, sin dejar de hacer hincapié en que le faltó "una mirada a la Galicia real que sobrevive con muchos problemas", ha recriminado a Feijóo que hable de "la salida de la crisis" sin mencionar, por ejemplo, "las 725.000 personas que están en riesgo de exclusión social".
"Se habla de la salida de la crisis ignorando la situación laboral, social y económica del conjunto de los gallegos", ha enfatizado, crítico con que el aspirante a la Presidencia por tercera vez hable como "la fase de desesperación" por los "problemas sociales" derivados de la coyuntura "no hubiese tenido lugar nunca".
EL PUNTO DE PARTIDA
No sólo eso, sino que también ha advertido de que no es posible "dar una salida justa a la crisis" sin tomar en consideración "el punto de partida", y menos basándose en "una mala diagnosis".
A modo de ejemplo, ha señalado que la caída demográfica de Galicia "no es más que un síntoma" de la situación de la ciudadanía. "La gente emigra porque no hay oportunidades para vivir con dignidad, y la gente no nace porque no se dan las condiciones para ejercer una paternidad responsable", ha sentenciado Villares.
Entonces, a la vista de que "nada de esto" se ha introducido en el discurso de investidura de Feijóo, ha dado por hecho que "difícilmente" se van a solucionar estas cuestiones.
Asimismo, ha puesto en cuestión los anuncios relativos a la creación de entre 80.000 y 100.000 empleos en esta legislatura, no sin evidenciar que, de cumplirse, devolverían a la comunidad en 2020 a cifras de 2009, aunque con "más precariedad" laboral. "Tres legislaturas completas para nada más que para volver al punto de partida", ha remachado.
Igualmente, ha dejado claro que "los pequeños cheques y regalías" prometidos "no suplen la planificación" que el gobierno gallego debería hacer "en clave de justicia social".
"NO NOS CONFORMAMOS"
Otro asunto sobre el que ha puesto el foco el portavoz de la confluencia es la "interpretación muy restrictiva de los derechos civiles" por parte de Feijóo, dadas sus peticiones de respeto como líder del grupo mayoritario.
"Evidentemente respetamos su mayoría, pero no nos conformamos", ha replicado, para recordar que "la democracia no es sólo la regla de la mayoría" sino la defensa de principios constitucionales como --ha citado-- el derecho a la vivienda y a una jubilación digna.
Al hilo de ello, ha lamentado que Feijóo no introdujese en su discurso "ni una palabra" sobre la brecha salarial "inaceptable" entre hombres y mujeres, la violencia de género, la pobreza y el equilibrio territorial.
A esto ha sumado Villares su "absoluta falta de ambición" por "consolidar" y "aumentar" el autogobierno, hasta el punto de "no defender" ni siquiera transferencias solicitadas por el Parlamento, como la transferencia de la titularidad de la AP-9.
"POCO QUE OFRECER"
En este escenario, el portavoz de En Marea en el Pazo do Hórreo ha atribuido el "error de diagnóstico" del que ha hablado a un intento de "ocultar la mala gestión" de Feijóo desde que se instaló en Monte Pío.
Y, al no ver "nada nuevo" en su discurso de este martes, ha dado por hecho que tiene "poco que ofrecer" a Galicia y "mucha desesperación" que traer al conjunto de la sociedad.