Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Limpias se retira del caso ITV contra Oriol Pujol en el que era acusación popular

El sindicato renuncia al sentirse usado "como herramienta para dilatar el procedimiento"
Manos Limpias, que ejercía la acusación popular en el caso ITV donde se investiga al exdiputado de CiU en el Parlament Oriol Pujol por supuesto tráfico de influencias y cohecho, ha renunciando a continuar en la causa al sentirse utilizada "como herramienta para dilatar el procedimiento".
En su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press y presentado ante el Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona, Manos Limpias explica que la iniciativa de la defensa de Josep Tous --uno de los investigados-- de intentar echarlos de la causa "está conllevando una paralización del procedimiento cercana ya a los dos años".
La renuncia de Manos Limpias se produce en un contexto en el que los seis acusados, incluido Oriol Pujol, tratan de llegar a un pacto con la Fiscalía para reconocer los hechos a cambio de una rebaja de penas, que evitaría un juicio que se celebraría con tribunal popular.
Fuentes de las defensas han explicado a Europa Press que Manos Limpias podría resultar un escollo para sellar este pacto, ya que cualquier preacuerdo que alcancen con la Fiscalía deberían avalarlo las acusaciones particulares y también Manos Limpias como acusación popular.
La defensa de Tous pidió echar a Manos Limpias la causa al considerar que no estaba legitimado para ejercer la acusación popular y luego el fiscal del caso, Fernando Maldonado finalmente solicitó también la expulsión aunque en un principio la había rechazado.
Ante este escenario, Manos Limpias ha decidido apartarse sin esperar la resolución judicial porque toda esta situación ha paralizado la causa y considera que "no puede tolerar que sea utilizada como herramienta para dilatar el procedimiento".
En el escrito ante la jueza su papel como acusación popular desde hace más de cuatro años en el caso y defiende que, si no se hubiesen personado, difícilmente se hubieran podido "destapar los gravísimos actos de corrupción política y económica que se escondían tras la conocida como trama de las ITV".
En este sentido, ven que su objetivo se ha cumplido y creen que permanecer, en la actual situación, significaría todo lo contrario de lo que Manos Limpias dice que pretende, que es velar por la transparencia y la dignidad de los poderes públicos, con lo que confía en que la Fiscalía cumplirá con su deber como acusación: "Y si no es así, el tiempo pondrá a cada uno en su lugar".
PETICIÓN DE CÁRCEL
Pujol --para quien el fiscal pide cinco años de cárcel-- está acusado de usar su influencia política para beneficiar a determinados empresarios del sector de las ITV y, además, de cobrar de su empresario amigo Sergi Alsina en pagos camuflados como trabajos de asesoría de su mujer, Anna Vidal, que ella supuestamente nunca hizo.
La investigación, ya completada, concluyó que el hijo del expresidente se benefició de "ingresos irregulares" de Alsina, que eran enviados a cuentas bancarias de sociedades de su mujer --también acusada--, según un informe de la Agencia Tributaria que figura en la causa.