Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid y otros 20 municipios accionistas del Canal valoran exigir responsabilidades de manera coordinada

La ciudad de Madrid y otros veinte municipios madrileños accionistas del Canal de Isabel II valorarán exigir responsabilidades de manera coordinada tras la 'Operación Lezo' por una presunta trama de corrupción en la gestión de esta entidad regional.
Según ha informado el Consistorio en un comunicado, la portavoz municipal Rita Maestre, y la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, han recibido este mediodía en el Palacio de Cibeles a representantes de veinte municipios, que forman parte de los ayuntamientos accionistas del Canal de Isabel II Gestión S.A.
Los representantes de estos municipios madrileños, todos ellos integrados en la 'Red de Municipios por el Cambio', han expuesto la preocupación por la supuesta trama de corrupción que actuaba en el Canal de Isabel II, dependiente de la Comunidad de Madrid y, en particular, el presunto desvío de fondos públicos para beneficiar a personas vinculadas al anterior Gobierno regional, así como a notables empresarios vinculados con esta trama.
El Ayuntamiento ha explicado que el objetivo de la reunión ha sido trabajar para consensuar "una estrategia coordinada de acciones", liderada por las candidaturas municipalistas y la Red de Municipios por el Cambio.
Los participantes han valorado la necesidad de estimar el perjuicio que ha supuesto para los municipios y de exigir responsabilidades de manera coordinada.
El eje central del debate mantenido ha girado en la defensa de estos intereses y el modelo de gestión del agua, con la consideración de que el abastecimiento de agua y saneamiento, determinado por Naciones Unidas como uno de los Derechos Humanos debe estar garantizado por las Administraciones Públicas.
EN DEFENSA DE LOS MADRILEÑOS
Los Ayuntamientos consideran necesario actuar en defensa de los intereses de los madrileños, afectados o mermados por las supuestas actividades ilícitas relacionadas con el Canal de Isabel II y en consecuencia, han determinado la adopción de diversas medidas y acciones necesarias, tanto en el ámbito judicial como político o social, para defender sus derechos e intereses.
Para ello, han trazado diversas estrategias que inciden en la lucha contra la corrupción, la transparencia, la reclamación de responsabilidad patrimonial, la necesidad de realización de auditorías y para revisar el papel de las inversiones del canal y que permitan recuperar los compromisos ambientales y de calidad del servicio.
Con una valoración muy positiva del encuentro por parte de los participantes se considera abierto el debate que defina el papel de los municipios y la ciudadanía sobre el modelo de gestión del agua, la lucha contra la corrupción y el papel de las empresas públicas en la gestión de los servicios.
111 ACCIONISTAS
El Ayuntamiento de Madrid, junto con otros 110 municipios, es accionista minoritario de Canal de Isabel II Gestión S.A, sociedad creada en 2012 por el Gobierno del Partido Popular presidido por el ahora investigado, Ignacio González.
La presunta desviación de fondos públicos del Canal de Isabel II que está siendo investigada en la "Operación Lezo" pudiera derivar en un importante perjuicio patrimonial para los Ayuntamientos y, por tanto, para los vecinos y vecinas de Madrid.
A la reunión han asistido alcaldes, alcaldesas y concejales de los municipios de Alcalá de Henares, Ciempozuelos, Ambite, Rivas Vaciamadrid, Pinto, San Fernando de Henares, Talamanca, Fuenlabrada, Getafe, Parla, Torrejón de Ardoz, Valdemoro, Collado Villalba, Arganda del Rey, Villaviciosa de Odón, Mejorada del Campo, Valdemorillo, Pozuelo, Majadahonda y Alcorcón.
Además, casi una decena de municipios afectados hoy no han podido asistir a la reunión pero se han interesado en formar parte de los trabajos y acciones conjuntas.