Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos da por perdidos 1.500 millones del primer rescate a Grecia

Luis de GuindosEFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha calculado que España ha perdido ya 1.500 millones del dinero puesto a disposición de Grecia en el primer rescate, que ascendió a un total de 6.700 millones.

En declaraciones a los medios tras comparecer en la Comisión de Economía del Congreso, Guindos ha explicado que el préstamo de 6.700 millones se fijó a un interés del 0,50%, una cifra muy baja comparada con el coste de financiación medio de la deuda española estos años.
Al poner en relación ambas cifras, según el ministro, se estiman unas pérdidas de unos 1.500 millones de euros, lo que, aunque no sea un "tema fundamental", pone de manifiesto la "enorme solidaridad" que ha mostrado España con el país heleno.
Así y aunque España no tenía una gran exposición a Grecia, decidió hacer ese préstamo en muy buenas condiciones, y si se tiene en cuenta lo prestado en el segundo rescate y lo que se prestará en el tercero, la ayuda sumará un total de 36.000 millones.
Todos los portavoces de los grupos se han referido al tema griego en sus intervenciones y algunos han pedido al ministro que explique por qué este rescate si pasará por el Congreso cuando el rescate financiero para la banca española no lo hizo.
En este sentido, Guindos ha explicado que el rescate griego sí está suponiendo un coste para España --de momento esos 1.500 millones--, mientras que el rescate financiero iba acompañado de las "favorables condiciones" que ofrece el MEDE, lo que implica un beneficio anual de algo más de 2.000 millones.
Sobre una eventual quita de la deuda helena, Guindos ha dicho que este tema nunca ha estado sobre la mesa y que no ha visto a ningún país defender esta opción. De hecho, ha recordado que el comunicado posterior a la última cumbre dejó claro que uno de los condicionantes sería que no habría una reducción del valor nominal de la misma.
Durante la réplica en la Comisión, ha garantizado que el Gobierno no aceptará quitas del valor nominal, aunque sí ha aceptado varias veces modificar el perfil del vencimiento tanto del principal como de los intereses.
Por otro lado, ha vuelto a insistir en que la economía va "indudablemente mucho mejor" de lo que iba hace tres años y ahora ve "la luz al final del túnel", aunque sigue siendo algo vulnerable por la persistencia de algunos desequilibrios. De hecho, ha asegurado que la previsión de crecer al 3% los próximos cuatro o cinco años "no está escrita en bronce". "Dependerá de nosotros mismos", ha dicho.
LA OPOSICIÓN DUDA DE LA RECUPERACIÓN
Por su parte, mayor parte de los grupos han reconocido las mejora de las cifras de la EPA, aunque han puesto en duda la calidad del empleo que se crea y la sostenibilidad de la recuperación a medio plazo.
En concreto, el portavoz socialista en la Comisión, Juan Moscoso, ha reconocido que la EPA ha arrojado mejores datos para el empleo, aunque, a su parecer, arroja también muchas dudas sobre la calidad del empleo que se está creando, que se unen a otras dudas económicas, como la capacidad del país para cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas.
A nivel europeo, Moscoso ha dicho que el PSOE votará a favor de la participación de España en el rescate griego aunque no le entusiasma y cree que hay que avanzar en el tema de la deuda. Además, se ha referido a la elección de presidente en el Eurogrupo y ha asegurado que su grupo nunca obstaculizó la carrera de Guindos, sino que el Gobierno se olvidó de plantear un proyecto junto a su candidatura.
Por su parte, la portavoz adjunta de CiU en la Comisión de Economía y Competitividad, Inmaculada Riera, también ha reconocido que existen buenos datos en materia económica, aunque ha pedido al Gobierno más medidas para mejorar la competitividad, la cualificación de la ocupación y apostar por un nuevo modelo de futuro. Además, ha resaltado la necesidad de reconducir la reforma laboral para que el mercado genere empleo de más calidad.
PEDIR UN COMPROMISO FIRME A GRECIA
En cuanto a Grecia, Riera ha resaltado la necesidad de que el país heleno responda con un firme compromiso con las reformas ahora que Europa ha apostado por él. Aunque los momentos han sido "muy convulsos", Riera cree que se necesita una Europa "fuerte y sólida" que avance en la unión monetaria y fiscal.
El portavoz de la Izquierda Plural en la Comisión de Economía, Alberto Garzón (IU), también se ha referido a las cifras de la EPA y ha lamentado que el nuevo empleo creado se caracterice por la precariedad. "Ha cambiado el perfil del trabajo y la situación está empezando a ser dramática", ha dicho. A su parecer, si España sigue jugando al mismo juego que en el pasado se arriesga a vivir una nueva colisión en su sistema financiero y de su estructura productiva.
Sobre Grecia, Garzón ha dicho que su formación votará en contra de la participación de España en el tercer rescate no porque se haya humillado o no al país heleno, sino porque las medidas que lleva aparejadas la ayuda no harán que su economía se recupere ni mejorarán las condiciones de vida de sus ciudadanos.
Desde UPyD, el portavoz Rafael Calduch también ha reconocido la buena evolución de algunos indicadores económicos, pero ha advertido a Guindos de que existen muchos interrogantes sobre la sostenibilidad de la recuperación económica de la que habla el Gobierno.
EL TERCER RESCATE DEBE ROMPER EL MOLDE
En cuanto a Grecia, Calduch ha resaltado la necesidad de que el tercer rescate "rompa el molde" de los dos anteriores, que no han funcionado y no se han destinado a cubrir las necesidades de los sectores más vulnerables del país heleno.
Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto, Rafael Larreina (Amaiur) ha coincidido con otros portavoces en que la recuperación económica no será sostenible en el tiempo porque el Gobierno no ha abordado los principales problemas del país, como el agujero que general el fraude fiscal o el incremento de la desigualdad.
Sobre Grecia, Larreina cree que lo ocurrido estos meses ha puesto en peligro el modelo de Europa porque no se ha ido a la raíz del problema, sino que se ha planteado un rescate para salvar a los acreedores del país heleno. A su juicio, habría que hacer una reforma a fondo de la UE para evitar problemas mayores a largo plazo.
Finalmente, el portavoz económico del PP, Vicente Martínez Pujalte ha defendido la actuación del Gobierno estos años, que ha permitido que España esté saliendo de la crisis "con fuerza" y con un crecimiento mejor de lo esperado.