Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas prestó 132.000€ a su apoderado para que se acogiera a la amnistía

El apodrerado de Bárcenas en Suiza comparece ante el juezEFE

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas hizo un préstamo de 132.000 euros en septiembre de 2012 a su apoderado ante los bancos suizos, Iván Yáñez, para que se acogiera a la amnistía fiscal y regularizara los 1,3 millones de euros que obtuvo en concepto de comisiones por gestionarle sus fondos, que llegaron a alcanzar, según la declaración del exdirigente 'popular', los 38 millones de euros.

El presunto testaferro, que ha declarado durante casi cuatro horas ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, ha reconocido que Bárcenas le pidió en febrero de 2009, después de que estallara el 'caso Gürtel', que gestionara los fondos que tenía en el Dresdner Bank y en el Lombard Odier de Ginebra por la "sensación de persecución" que sentía.
Yáñez, que firmó el 1 de octubre de 2009 un contrato de asesoramiento con el extesorero, ha reconocido que ingresaba sus comisiones en dos cuentas en el Dresdner Bank y el Banque Syz a nombre de la empresa Granda Global, que creó como empresa de asesoramiento externo aunque nunca tuvo otro cliente que no fuerqa Bárcenas.
Bloqueo de fondos
Sin embargo, el compareciente, que está imputado por un delito de blanqueo de capitales, ha señalado que en diciembre de 2010 las autoridades suizas le bloquearon sus dos cuentas y la de Bárcenas en el Dresdner Bank a raíz de una denuncia que presentó Visa después de que el extesorero pidiera una tarjeta con un límite de 25.000 euros mensuales.
Para acogerse a la denominada Declaración Tributaria Especial, Yáñez ha admitido que pidió a Bárcenas un préstamo que ambos oficiliazaron el 20 de septiembre de 2012.
Desvío de fondos
También ha reconocido que Bárcenas le dio poderes mediante una carta manuscrita en febrero de 2009, tras estallar el 'caso Gürtel', y que entre marzo y junio de ese año le ordenó que desviara 4,5 millones de euros a dos sociedades de Estados Unidos.
En concreto, Yáñez ha explicado que transfirió 3,5 millones que transfirió al HSBC de Nueva York como devolución de un dinero que le había confiado la cartera de inversores que dirigía Edgardo Patricio Bel, presidente y propietario de 120.000 acciones de Tesedul. De igual modo, transfirió un millón al UBS AG de Stanford como préstamo al extesorero del Partido Popular (PP) Ángel Sanchís.
No denunció el origen de los fondos
En un punto del interrogatorio, el abogado del Estado ha preguntado a Yáñez por que no denunció el origen ilícito de los fondos de Bárcenas, que llegó a acumular 38 millones de euros en el Dresdner Bank y el Lombard Odier de Ginebra. El compareciente, según han señalado las citadas fuentes, ha asegurado que desconocía que tenía esa obligación legal.
El juez sospecha, partiendo de los datos contenidos en la comisión rogatoria sobre los movimientos de Bárcenas en el Dresdner Bank de Ginebra, que Yáñez "habría gestionado la cartera de valores y las cuentas en Suiza" de Bárcenas .
Además, Ruz ha tomado declaración como testigo a Susana Mantecón Gayo, que ha asegurado no recordar las operaciones de venta de una serie de cuadros con las que el extesorero pretendió justificar sus ingresos en Suiza. El otro testigo que estaba citado, Pedro Hernández de Zárate, no ha acudido a la declaración.