Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco Maroto Granados, nuevo abogado de Luis Bárcenas

El abogado Francisco Maroto Granados, que se encargó de la defensa de los controladores aéreos en el conflicto con el Ministerio de Fomento en el año 2010, asumirá la defensa del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas tras la renuncia de Javier Gómez de Liaño.

En declaraciones a Europa Press, el letrado Francisco Maroto ha explicado que este mismo martes se ha puesto en contacto telefónico con Javier Gómez de Liaño para empezar a formalizar el traspaso del expediente sobre el extesorero del PP.
En este sentido, ha indicado que en los próximos días mantendrá una reunión con Gómez de Liaño para concretar una "transición ordenada" de la causa judicial. En este sentido, ha precisado que su designación es demasiado reciente y todavía no ha podido acceder al contenido de la causa.
Maroto Granados será el tercer abogado que tendrá el extesorero del PP Luis Bárcenas, imputado por un total de seis delitos en el 'caso Gürtel' (fraude fiscal, cohecho, blanqueo de capitales, falsedad, apropiación indebida y estafa procesal en grado de tentativa), tras la renuncia de Javier Gómez de Liaño y de los letrados Miguel Bajo y Alfonso Trallero, que llevaron su defensa en la primera fase de la instrucción.
La designación de esta abogado se produce poco antes de que expire el plazo impuesto por el juez Pablo Ruz para ello tras la renuncia de Gómez de Liaño por "pérdida de confianza", después de que Bárcenas accediera a conceder una entrevista al diario 'ABC' en la que comparaba su situación en prisión con los casos de Jordi Pujol y Rodrigo Rato y aseguraba estar viviendo "un atropello". "¿Por qué no tengo el mismo tratamiento?", se preguntaba.
Previamente, en julio de 2013, sus abogados en la primera fase de la instrucción, Miguel Bajo y Alfonso Trallero, renunciaron a representarle tras determinar que existían "discrepancias de peso" en relación con su nueva estrategia de defensa, que consistió en admitir la autoría de la supuesta contabilidad B de los 'populares'.
La renuncia se produjo 12 días después de que el extesorero ingresara en prisión incondicional sin fianza y una semana antes de la publicación en el diario 'El Mundo' de varios mensajes en los que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , expresaba su apoyo al antiguo responsable de las finanzas del PP.