Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Líder Podemos en C-LM recuerda la posición "marginal" de Teresa Rodríguez en el partido y pide respeto al pacto con Page

El secretario General de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha respondido este viernes a las declaraciones de su compañera de partido y líder de la formación en Andalucía, Teresa Rodríguez, que es crítica con la entrada en el gobierno autonómico de la formación morada, recordando que la corriente que ella representa dentro de Podemos es "marginal" y "residual".
En declaraciones a Radio Cable recogidas por Europa Press, el dirigente de Podemos ha recriminado a Rodríguez que la postura de la corriente Anticapitalista que ella representa quiera convertirse "en la voz autorizada de todo el mundo", cuando en el Congreso de Podemos celebrado el pasado febrero en Vistalegre tuvo "una situación casi marginal dentro de las preferencias de Podemos".
Asimismo, ha explicado que los Anticapitalistas "no paran de reclamar que los territorios tengan más autonomía a la hora de decidir", pero ha reprochado que ahora "parece que desde Andalucía nos tienen que decir a los castellanomanchegos lo que debemos hacer en nuestra tierra".
En este sentido, el diputado castellanomanchego ha pedido "respeto" para todas las opiniones, "incluso la de todos los compañeros que ocupan una posición más marginal o más residual en el partido". "Lo tenemos bastante claro", ha asegurado García Molina acerca de la decisión de entrar en el ejecutivo de Page en la Comunidad Autónoma.
Para justificar su apoyo a la entrada del partido en el Gobierno del PSOE en la región, García Molina ha dicho que "si tú les das un acuerdo de investidura a un partido pero no estás dentro del ejecutivo para controlarlo, las Cortes o los Parlamentos tienen muy pocas herramientas". "Al final, ha declarado, "solo nos queda la pataleta, salir en los medios para decir que el Gobierno no cumple y que es muy malo".
"Les pediría un poco de respeto y un poco de confianza", ha recalcado tras la polémica de los últimos días. "Que no se fíen del Partido socialista me parece bien, pero que no se fíen de nosotros ya no me parece tan bien", ha sentenciado.