Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Levy y Casado (PP) critican la "purga de disidentes" en el Govern y advierten: el referéndum es "ilegal y fracasado"

Reclaman la disolución del 'Parlament' y la convocatoria de elecciones anticipadas
La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, y el vicesecretario de Comunicación de esta formación, Pablo Casado, han criticado este viernes el "cambio de cromos" y la "purga de disidentes internos" realizada por el presidente catalán, Carles Puigdemont, en el seno de su Govern y han reiterado que el referéndum planteado para el 1 de octubre es " absolutamente ilegal y fracasado".
Ambos se han manifestado en estos términos en declaraciones a los medios en Valencia, donde Casado ofrece esta tarde una conferencia sobre ética en la política en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Católica de Valencia (UCV) y donde está acompañado por Levy y por la presidenta del PP en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig.
Preguntados por el referéndum en Cataluña y por los cambios realizados este mismo viernes por Puigdemont en el seno del Gobierno catalán, Levy ha afirmado que lo que se ha visto es que "el coste de tener dudas, de pensar diferente, sale muy caro".
No obstante, ha señalado que Puigdemont "puede hacer todos los cambios de cromos que quiera en su gobierno, porque lo importante no es el quién sino el qué, y el qué --en referencia al referéndum-- es absolutamente ilegal y fracasado".
Así, ha indicado que lo importante es "hablarles a los catalanes" a partir del 2 de octubre sobre "cómo queremos que sea esa Cataluña en la que no se obligue a los funcionarios a hacer cosas ilegales, a que no se tenga en permanente tensión a los catalanes por culpa de un gobierno empecinado en imposiciones ideológicas fuera de la ley".
En esta misma línea, Pablo Casado ha afirmado que la situación en Cataluña está llegando "a un auténtico esperpento". "Empezaron espiando datos fiscales de los ciudadanos, etiquetaron a los jueces en afines o no afines y ahora estamos en la purga de disidentes internos", ha incidido el 'popular', quien ha reclamado la disolución del 'Parlament' y la convocatoria de elecciones anticipadas.
A su juicio, "la purga en el Gobierno lleva a que dentro de los nacionalistas secesionistas, los que manden ya no son solo la CUP, sino los mas radicales de Junts pel Sí". Casado también se ha referido a la relación entre Puigdemont y el vicepresidente del Consell, Oriol Junqueras, que "no se fían entre ellos": "Van a entrevistas juntos, parecen Pimpinela, discutiendo pero luego van a actuar juntos a teatros, han quedado para eso, escenificaciones teatrales y de duetos".
Preguntado por la postura del PSOE respecto a la situación en Cataluña, el 'popular' ha apuntado que los socialistas solo pueden estar "o con los que incumplen la ley o con los que exigimos que se cumpla; con la Constitución o con la plurinacionalidad boliviana".