Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta andaluza señala que el PISA "no es la Biblia" sino "un dato estadístico más" y su metodología "es mejorable"

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha afirmado este martes que el informe PISA sobre la situación educativa "no es la Biblia" sino "un dato estadístico más", cuando ha remarcado que no comparte la "metodología" de este estudio, que "es mejorable", y ha criticado que el PP-A "quiere hacer ruido y no arrimar el hombro en materia de educación como siempre, ya estamos acostumbrados".
En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, y a preguntas de los periodistas, Vázquez ha considerado "una auténtica desmesura y un despropósito" que el PP-A haya anunciado que pedirá la reprobación de la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, si ésta no se retracta de sus declaraciones sobre el PISA.
"Pueden aceptar o no unas opiniones públicas pero de ahí al disparate que plantea el PP-A media un abismo", ha recalcado el portavoz, quien ha insistido en que la metodología del PISA "es mejorable".
Así las cosas, tras conocerse los datos de 2015, que sitúan a Andalucía última en ciencias y penúltima en lectura y matemáticas, por debajo de la media, Vázquez ha dicho que esta circunstancia "debe llevarnos a una reflexión autocrítica y lo tomaremos en cuenta porque el objetivo es mejorar la educación pública".
En este sentido, y defendiendo la apuesta del Ejecutivo de Susana Díaz por la educación, Vázquez ha recordado que hace escasas semanas el Consejo de Gobierno dio luz verda el Plan de Éxito Educativo 2016-2020, que se aprobó antes de conocerse el PISA y que "pretende ir recortando distancias con otras comunidades y con la media nacional" y hacerlo "de la mano de la comunidad educativa en su conjunto".
Y es que, como ha sostenido, "esto tiene que ser un compromiso y un esfuerzo colectivo de Andalucía, y en la misma línea en la que planteamos un pacto por la educación nacional queremos avanzar en un pacto educativo andaluz".
Ha afirmado que el Ejecutivo de Susana Díaz "está comprometido en avanzar en un pacto educativo en Andalucía, que sea reflejo del pacto nacional, y poniendo por delante lo que significa el modelo educativo andaluz: inclusivo, comprometido con la igualdad de oportunidades y que suponga una oportunidad para el ascenso social de niños con familias sin recursos". Vázquez ha indicado que trabajarán en este sentido desde el diálogo, con consenso y la mano tendida a la comunidad educativa y a otros partidos.
Entretanto, el portavoz ha subrayado el esfuerzo presupuestario del Gobierno andaluz en las cuentas para el 2017 con la educación, porque "el compromiso de un gobierno progresista es dar respuesta a los grandes pilares del estado del bienestar: la sanidad, la educación, los servicios sociales y la dependencia".
Además, ha incidido en que la reducción del fracaso escolar en Andalucía "en los últimos años ha sido importantísima" y que "los recortes del Gobierno central por la crisis también han tenido sus efectos en los servicios públicos, que se han resentido por muchos esfuerzos que ha hecho el Gobierno andaluz para paliar las agresiones del Ejecutivo de la Nación".
Con todo, ha recalcado que el resultado del PISA "no satisface" al Gobierno andaluz, que "seguirá trabajando para tener unos resultados bastante mejores que los que se han producido" y todo, ha reiterado, "sin aceptar alguna parte de la metodología", y entendiendo que este informe es "una foto fija" y que "tenemos que seguir avanzando y mirar hacia delante".