Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta C-LM pide comparecer en las Cortes para informar de los once acuerdos de la Conferencia de Presidentes

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido comparecer en las Cortes regionales para informar sobre los once acuerdos adoptados en la VI Conferencia de Presidentes celebrada este martes en el Senado, y a la que asistía el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page.
Además, desde el Ejecutivo autonómico se ha remitido a todos los grupos parlamentarios los acuerdos alcanzados en esta reunión encabezada por el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha informado la Junta en nota de prensa.
El Gobierno de Castilla-La Mancha considera que el nuevo sistema de financiación autonómica debe ser "palanca" para la recuperación social del país ya que el 90 por ciento del gasto de las comunidades autónomas está relacionado con la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales.
Este nuevo modelo de financiación que defiende el Ejecutivo castellano-manchego debe profundizar en la eliminación de las desigualdades que se han agudizado durante la crisis económica.
Por otro lado, el jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, planteó en esta Conferencia de Presidentes otras cuestiones como la necesidad de abordar los retos demográficos, que en el caso de Castilla-La Mancha es la despoblación, así como un acuerdo para avanzar en la consolidación de los servicios públicos. Para ello, el Gobierno regional cree que es imprescindible cambiar las posibilidades de hacer ofertas públicas de empleo y tener más capacidad más allá de lo que es la tasa de reposición.
Otro de los puntos destacados fue la propuesta de un Pacto Nacional del Agua en la que el Ejecutivo castellano-manchego defenderá un debate en el que se tenga en cuenta "todo el agua", incluyendo no sólo los ríos, sino también el aprovechamiento de los recursos del mar.