Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputan al líder del PSOE gallego por seis delitos de corrupción

Ni veinticuatro horas han pasado desde su paseo, juntos, con fotos, besos, pincho de tortilla y cañas... Ni un día desde su último acto público de partido entre Pedro Sánchez y su líder gallego, José Ramón Gómez Besteiro .Un buen amigo con el que cuenta como candidato para la Xunta en las próximas elecciones gallegas. Hoy, Gómez Besteiro suma seis presuntos delitos a una nueva imputación. Está investigado por, entre otros, cohecho, tráfico de influencias, o delito continuado de malversación de caudales. Y decimos suma, porque el barón gallego de Sánchez ya estaba investigado por la compra de un piso a un constructor supuestamente beneficiado por el Ayuntamiento de Lugo cuando él era concejal. Lo nuevo tiene que ver con un supuesto desvío de fondos europeos cuando Gómez Besteiro era presidente de la Diputación de Lugo. Él ya ha emitido un comunicado, sin marca de PSOE, desde su cuenta personal de email. Lamenta, una vez más, la "inadmisible indefensión a la que está expuesto". Si, como investigado, seguirá siendo el candidato de Sánchez no recibe respuesta hoy, pero sus socios, Ciudadanos, se han apresurado a comunicar que confían en que no sea así en virtud de lo pactado.