Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cargo del PP convencido de que, "las leyes son como las mujeres, están para violarlas"

El exdiputado del PPdeG, José Manuel Castelao Bragañacuatro.com

Reconoce que las declaraciones "existieron", pero "no con el sentido que quiso dársele" y manifiesta su "respeto" por las mujeres

Hace cuatro días fue elegido presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

Su dimisión ha sido solo "por motivos personales"

Marina del Corral, secretaria general de Migraciones, ocupará de forma interina la vacante dejada por Bragaña

El exdiputado del PPdeG José Manuel Castelao Bragaña ha presentado su dimisión como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, sólo cuatro días después de su proclamación para el cargo y después de la polémica que generaron unas palabras suyas en las que dijo que "las leyes son como las mujeres, están para violarlas". La secretaria general de Migraciones, Marina del Corral, ocupará de forma interina el puesto dejado por Bragaña.
José Manuel Castelao Bragaña (Valga, Pontevedra, 1941) había sido designado el pasado lunes, a propuesta de la ministra Fátima Báñez, como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, un órgano consultivo y asesor adscrito al Ministerio de Empleo. Este emigrante en Argentina, que siempre estuvo muy vinculado a la actividad de las comunidades gallegas en el exterior, ya había ocupado en 1998 este puesto, que había dejado para ser diputado en el Parlamento gallego.
Precisamente, en el transcurso de una reunión interna del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior el pasado martes fue cuando pronunció las referidas palabras, que han originado la protesta de otros integrantes del consejo que representa a los emigrantes. El propio Castelao Bragaña ha confirmado a Europa Press que ha presentado su dimisión "por motivos personales" y ha querido dejar claro que "nadie" le había pedido hasta el momento que abandonase el puesto.
En conversación telefónica con Europa Press, Castelao Bragaña ha reconocido que "existieron" las palabras que originaron la polémica, "pero no con el sentido que quiso dársele". Perceptiblemente emocionado, este emigrante y político gallego ha sostenido que "lo que quería decir es lo contrario" y no tuvo ánimo de ofender "a nadie y menos a las mujeres", por las que dijo sentir "admiración y respeto".
"Personalidad distinta"
Castelao Bragaña ha recordado que en 2009 fue nombrado director gerente de la Fundación Galicia Emigración, donde ha tenido a su cargo a una plantilla fundamentalmente femenina sin que nunca hubiese tenido "el más mínimo problema". "Me duele porque tengo una personalidad totalmente distinta" a la que reflejan las palabras que originaron la polémica, ha subrayado tras indicar que ha pedido "perdón personalmente" y lo vuelve a repetir.
"El dolor que tengo es como si uno tiene una flor en su casa y la cuida todos los días y se le marchita igual. Eso duele más", ha descrito durante una conversación en la que ha recalcado continuamente que no estaba en su ánimo ofender "a nadie". No obstante, sus palabras provocaron que miembros presentes en la mesa del consejo donde se produjeron redactasen un escrito exigiendo unas disculpas públicas, lo cual ha hecho a la par que ha presentado su dimisión.
La desafortunada frase se produjo cuando el pasado martes, Castelao Bragaña estaba reclamando el acta de la reunión a la mesa de educación del consejo que representa a los emigrantes, pero faltaba un voto para formalizar el documento. "No pasa nada. ¿Hay nueve votos? Poned diez. Las leyes son como las mujeres, están para violarlas", dijo, según explicaron a 'El País' varias de las personas que estuvieron en la reunión.
Castelao Bragaña había sido proclamado el pasado lunes como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, que celebró en la capital gallega su primer pleno de su sexto mandato. En principio el mandato de los miembros de este órgano consultivo, cuya finalidad es garantizar la efectividad del derecho de los emigrantes a participar en los asuntos que les conciernen y promover la atención a la ciudadanía española en el exterior y los retornados, tiene una duración de cuatro años.
Sustituta para Bragaña
El gobierno de Mariano Rajoy se ha apresurado a encontrar un sustituto para José Manuel Castelao. Lo ha hecho en la persona de Marina del Corral, secretaria general de Migraciones,  quien ocupará de forma interina la presidencia del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior tras está polémica salida.
Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Empleo, al cual está adscrito el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, la renuncia de Castelao Bragaña no afectará al normal funcionamiento de este órgano consultivo, cuya presidencia será asumida de forma temporal por Marina del Corral, hasta que se elija a un nuevo presidente.
Estas fuentes han explicado que la designación formal como presidente de Castelao Bragaña aún no se había ratificado por parte de la ministra Fátima Báñez, una vez que había sido designado el pasado para el puesto. El emigrante y exdiputado del PPdeG había sido elegido para el cargo con el 75 por ciento de los apoyos del consejo.
Las fuentes consultadas han indicado que no tuvieron conocimiento de la frase que originó la polémica hasta que recibieron la queja de miembros del consejo y han censurado el "error" que supuso por parte de Castelao Bragaña estas "desafortunadas" palabras.
Según confirmó a Europa Press el propio Castelao Bragaña, la iniciativa de renunciar al cargo, que ya había ocupado en 1998, partió de él mismo y su nombramiento formal estaba pendiente de ser ratificado.