Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wert defiende que la LOMCE no cambia el modelo lingüístico ni "minusvalora" el catalán

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha afirmado este martes, tras presidir la Conferencia Sectorial de Educación, que el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Educación (LOMCE) no modifica el modelo lingüístico, ni "minusvalora" la lengua catalana. Algo que no ha sido entendido así por la representante catalana, Irene Rigau quien ha abandonado la reunión por entender que se estaba faltando el respeto al catalán. Además, Wert ha confirmado que habrá una nueva reunión de la Conferencia Sectorial de Educación el próximo 19 de diciembre.

"En la reforma no hay ningún elemento que minusvalore la importancia del catalán. Se ha dicho desde el Gobierno de Cataluña que lo que se propone va a en contra de la inmersión lingüística. Eso es radicalmente falso", ha aseverado el ministro, que ha recordado que lo que plantea el borrador es "lo mismo" que han sentenciado el Tribunal Supremo y el Constitucional.
Según ha recordado, ambos tribunales han concluido que el catalán "puede ser utilizado en proporción superior al castellano, pero que éste no puede ser reducido este a una mera apariencia". "La relación de esta norma con el ataque a la escuela catalana es rotundamente falso porque no se disminuye un ápice el uso del catalán", ha apostillado.
Pero desde Cataluña las cosas no se ven de la misma forma, la representante catalana en este foro, la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, abandonaba la Conferencia Sectorial de Educación a mitad de reunión por considerar inadmisible el tratamiento del catalán en el anteproyecto de Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), y ha exigido al ministro de Educación, José Ignacio Wert, "respeto" por el modelo catalán. De nada han servido los intentos del ministerio por presentarle un texto alternativo que garantizaba que los estudiantes de ESO y Bachillerato tendrían que demostrar su nivel de catalán al finalizar estos ciclos.