Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"De mis 23 años de gobierno estoy muy tranquilo"

El expresidente Pujol declara ante parlamento de CataluñaEFE

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha defendido este lunes ante la comisión de investigación del Parlament sobre el fraude, la evasión fiscal y la corrupción su gestión de Govern: "De mis 23 años de gobierno estoy muy tranquilo". Preguntado sobre si nunca sospechó del elevado nivel de vida de sus hijos, ha respondido que que son sus ellos y no él quienes deben responder sobre el dinero que han ganado fruto de sus actividades. Y sobre Artur Mas ha asegurado que el actual presidente, Artur Mas, no supo nada de las cuentas que su familia tenía en el extranjero al tiempo que ha negado sentirse abandona por su partido.

Ante las preguntas del diputado de ERC Oriol Amorós, y aunque había anunciado justo antes que no iba a responder las cuestiones de los parlamentarios, ha contestado brevemente que está tranquilo sobre su gestión al frente de la Generalitat.
Pujol ha sostenido que el debate sobre su legado al frente del Govern debía celebrarse en otro marco y no en una comisión de investigación parlamentaria: "Si quiere, un día podemos hablar de ello".
Que sus hijos respondan por sus actos
En otro momento de su comparecencia. Pujol ha defendido que son sus hijos y no él quienes deben responder sobre el dinero que han ganado fruto de sus actividades.
Pujol no ha respondido la mayoría de las preguntas de C's --ni de los otros grupos--, pero sí ha acusado al partido de Albert Rivera de tergiversar sus palabras, y ha defendido que siempre procuró ser "estricto" con sus declaraciones de renta.
Dice que Mas desconocía las cuentas de su familia
Pujol también ha asegurado que el actual presidente, Artur Mas, no supo nada de las cuentas que su familia tenía en el extranjero hasta el viernes 25 de julio a las 8 horas de la mañana, cuando él mismo se lo explicó horas antes de hacer público un comunicado reconociendo la existencia de ese dinero.
En su intervención en el Parlament ante la comisión de investigación sobre el fraude, la evasión fiscal y la corrupción, ha explicado que ese día a primera hora se reunió con Mas en la sede de CDC en Barcelona y le comunicó lo que iba a hacer público en unas horas.
Preguntado sobre si se siente abandonado por su partido, se ha limitado a decir que se siente acompañado por mucha gente: "Si mi partido me hubiera abandonado, que no le digo que sí o que no, pero yo no me siento abandonado por mucha, mucha, mucha gente" (sic).